El portavoz de la Junta de Castilla y León ha anunciado que van a recurrir la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Valladolid que obliga al colegio público Macías Picavea a retirar los símbolos religiosos de las aulas.

Los servicios jurídicos han estudiado el fallo y han decidido recurrir para insistir en que, a su entender, es el Consejo Escolar quien tiene autonomía para decidir si se quitan o no los símbolos religiosos.

El portavoz de la Junta considera, además, que alguien les tendrá que explicar por qué los crucifijos que cuelgan de una pared en un colegio vulneran los derechos fundamentales y no el que aparece en la mesa en la que los ministros y el propio presidente del Gobierno han jurado sus cargos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID