La Brigada de Delitos Informáticos de la Policía Nacional detuvo ayer a un vigilante de seguridad por difundir fotografías íntimas de una ex compañera de trabajo entre otros miembros de la empresa a través del correo electrónico, según publica El Mundo .

El vigilante trabajaba para la empresa Prosintel y desarrollaba tareas como jefe de vigilancia en la Consejería de Sanidad. La víctima, una ex compañera que continúa trabajando en la consejería, lo denunció el pasado 28 de octubre por el envío de fotos íntimas.

El hombre fue despedido por la empresa por una "falta muy grave". En la carta de despido se alude a comportamientos continuados despectivos que "menoscaban el derecho al honor y a la integridad personal de los trabajadores afectados".

El detenido utilizó el circuito cerrado de TV de la Consejería para grabar a sus compañeros con el fin de chantajearles por comportamientos comprometidos. Además, los amenazó con despedirles si no cumplían sus órdenes.

"Si declaras contra mí voy a sacar toda la mierda que tengo contra ti y te voy a hundir" dijo el individuo a la mujer que ahora le ha denunciado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID