Solamente 528 policías controlan la seguridad de 25.000 mujeres maltratadas

María, maltratada por su ex marido: "Sola no se sale" (J. PARÍS).
María, maltratada por su ex marido: "Sola no se sale" (J. PARÍS).
JORGE PARÍS

Las denuncias por violencia doméstica han crecido un 116% en los últimos cuatro años. Cada día se interponen 390, según datos del Poder Judicial, lo que ha provocado que la Policía Nacional esté actualmente desbordada al tener que dar protección a unas 25.000 mujeres a las que, tras una valoración de su caso, se les ha asignado un agente para que controle sus movimientos y los de su agresor.

La protección de estas 25.000 mujeres está en manos de 528 policías especializados, adscritos a las Unidades de Prevención, Asistencia y Protección (UPAP), lo que supone un ratio de un agente por cada 47 mujeres.

Deberían ser más, concretamente 650 policías, pero 122 puestos aún no han sido cubiertos (van a serlo a finales de año).

"No hay personal suficiente para una labor que requiere dedicación exclusiva", señala un portavoz del sindicato policial SUP. En Madrid, por ejemplo, hay un agente por cada 25 mujeres, y en Gijón, tres policías para atender 1.000 casos.

Pese a los esfuerzos, 9 de las 57 mujeres asesinadas este año (el 15%) tenían orden de protección. La falta de medios ha motivado que 20 mujeres tengan actualmente en toda España, por orden de un juez, un escolta privado.

Pulseras para el agresor

Hoy, Día Internacional Contra la Violencia Machista, el sindicato SUP recuerda que el control telemático de los agresores por medio de pulseras electrónicas ayudaría "y mucho" la falta de personal de la Policía.

La pulsera electrónica es la herramienta ideal"

De la misma opinión es la psicóloga forense María José Rodríguez, que lleva 17 años trabajando con maltratadas: "La pulsera electrónica es la herramienta ideal, permitiría tener controlado en todo momento al agresor".

El Consejo de Ministros aprobó este viernes una dotación de 5 millones para que las comunidades lo implanten. Ahora sólo funciona en Madrid, donde 116 hombres llevan un brazalete anti-maltrato.

De momento, son los propios policías los que evalúan el riesgo que sufre su protegida. Hay tres niveles. El extremo supone una vigilancia permanente de la víctima, un control intensivo de su agresor e incluso la supervisión de los centros escolares de los hijos. "A la hora de catalogar la protección, el problema es que muchas mujeres no son conscientes del peligro que sufren", señala Rodríguez.

Cifras de una lacra

  • 57 mujeres han muerto este año, 12 menos que en el mismo periodo de 2007 (el año pasado acabó con 71 muertes). El 45% de las víctimas eran extranjeras y el 52% no convivía con su agresor.
  • 12 de los 57 agresores que este año han matado a una mujer se suicidaron después de cometer el crimen. Otros cuatro lo intentaron.
  • 3 años y 11 meses de vida tiene la Ley contra la Violencia de Género, aprobada en diciembre de 2004.
  • El 40% de las mujeres que actualmente solicitan una orden de protección ante el juez son extranjeras.
  • 54,4 denuncias por cada 10.000 mujeres se presentan en los juzgados.
  • 116%: Porcentaje en que han crecido las denuncias interpuestas desde el año 2004.
  • 186 llamadas al día recibe el teléfono de atención a las víctimas 016.
  • 84.000 órdenes de protección han sido dictadas en estos cuatro años, el 75% de las solicitadas.
  • 132.000 condenados por maltrato hay en España, el 91,2% hombres y el 8,8% mujeres.
  • 323.000 personas han sido denunciadas por maltrato en estos tres años y están ‘fichadas' en el Registro de Maltratadores que elabora el Ministerio de Justicia.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento