Crucifijos Macias Picavea
Uno de las aulas del colegio Macias Picavea de Valladolid, donde estaban presentes los crucifijos. Pablo Elías

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha sostenido que "en la España de hoy" la permanencia de crucifijos en los centros escolares "no es un elemento de agresión ni de vulneración de derechos y libertades". 

Así lo ha indicado en relación con la sentencia judicial que solicita que se retiren los crucifijos del colegio público Macias Picavea de Valladolid.

Es más, Herrera ha anunciado que la Junta está analizando la situación y planteándose si recurre o no el fallo judicial, en contra de lo dicho por el portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, que afirmó el fin de semana que se acataría la sentencia.

Herrera ha mostrado su "malestar" por la decisión judicial y puso como ejemplo la contradicción de este hecho con otros actos institucionales.

En este sentido, ha recordado la jura o promesa de los ministros, que toman posesión sobre una mesa con un crucifijo.

"A nadie se le ocurrió significar que la presencia de ese crucifijo deslegitimara ese Gobierno, que es democrático y que es laico y de la España del siglo XXI". 

Además, ha criticado la actitud del PSOE, que exige que se retiren todos los símbolos católicos de los colegios públicos.

Herrera acusó al PSOE "de abonar la confrontación ideológica" y ha preguntado por qué el PSOE no retiró los crucifijos cuando gobernaban.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID