La Plataforma por un Abando Habitable retoma las iniciativas para paralizar el proyecto del Obispado y Mutualia

La Plataforma vecinal por un Abando Habitable y Saludable ha retomado las iniciativas que viene impulsando desde hace un año para reclamar la paralización del proyecto previsto por el Obispado de Bilbao y Mutualia en este barrio bilbaíno.
Imagen de una de las acciones de la Plataforma por un Abando Habitable y Saludable
Imagen de una de las acciones de la Plataforma por un Abando Habitable y Saludable
PLATAFORMA POR UN ABANDO HABITABLE Y SALUDABLE

Con motivo de la situación creada por el coronavirus, las distintas acciones que se venían desarrollando desde la Plataforma se vieron interrumpidas y ahora se reanudan con el objetivo de evitar que se lleve a cabo este proyecto.

Precisamente, a finales de mayo se cumplió un año desde que el Obispado de Bilbao anunciaba la venta a Mutualia de casi la mitad de la parcela, donde actualmente está ubicada la Escuela Universitaria de BAM, para la construcción de una clínica privada, mientras que el propio Obispado tiene previsto utilizar la mitad restante para centralizar sus distintos servicios en un edificio que se construiría enfrente del Colegio Cervantes.

El objetivo de la Plataforma es paralizar la operación "Obispado-Mutualia-Murias" y reclamar la parcela de BAM como la "última posibilidad de conseguir un espacio de proximidad en el barrio de Abando y un lugar de esparcimiento al aire libre para el Colegio Cervantes".

La Plataforma ha destacado, precisamente, que la pandemia ha puesto de relieve, aún más si cabe, la importancia de los parques de proximidad y zonas verdes en el entramado de las ciudades como "elemento clave en la calidad de vida de las personas" que lo integran.

En este sentido, ha señalado que les gustaría que este tiempo de confinamiento haya servido para entender que se necesitan "ciudades habitables y saludables". "Es imperativo que los espacios públicos se rodeen de verde y no de gris", ha añadido.

La Plataforma ha decidido volver a retomar distintas acciones y, desde este pasado viernes, se pueden ver en los árboles de la calle Juan de Ajuriaguerra fotografías de ciudadanos que apoyan la paralización del proyecto, con la imagen de las palmeras ubicadas en la BAM y que se han convertido en uno de los símbolos de su lucha. También aparecen carteles informando del proyecto y de sus consecuencias para el barrio.

"Durante este confinamiento las palmeras no se han sentido solas porque hemos estado muy pendientes de ellas. El obispado ha obtenido el permiso necesario y desde el mes de mayo pueden llevárselas", ha advertido la Plataforma.

Asimismo, este mismo martes han difundido un vídeo a través de Youtube en el que explican en que consistirán las obras previstas, que suponen el derribo de la BAM y el vaciado del solar para construir un edificio de ocho plantas. Ello supondrá, según se detalla en el vídeo, a modo de ejemplo, excavar 2.033 metros cuadrados a 15,6 metros de profundidad.

Por último, la Plataforma ha recordado que el estado de alarma ha paralizado "los tiempos de la operación", pero "sigue viva y no hay ningún elemento que haga pensar que la misma haya podido quedar suspendida y mucho menos, cancelada definitivamente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento