Receta del auténtico pisto andaluz

Alboronía, uno de los platos más singulares de la cocina cordobesa
Alboronía, la madre, de todos los pistos.
ARCHIVO

No digas pisto sin más. Porque pistos hay más de uno. El más popular hoy en día es el manchego, pero están también el pisto a la bilbaína (donde el producto principal es el calabacín y los huevos van batidos y cuajados) o el pisto murciano (que lleva también calabacín).

Aunque no se llamen pisto, básicamente eso son la fritada de Aragón, el tumbet en Mallorca o la xanfaina catalana. Y el andaluz, que es el que hoy nos ocupa.

El pisto andaluz responde también al nombre de alboronía. Se le puede considerar la madre, el precursor, de todos los pistos y salta a la vista que se trata de una herencia (una más) de la cocina árabe. Alboronía, del árabe al-baraniyya.

Hoy nos parece un sencillo plato de verduras, pero en su día, por ejemplo, durante la época mozárabe, este pisto era el protagonista del banquete de una boda o una gran celebración.

Ingredientes

  • 4 berenjenas
  • 1/2 kilo de calabaza
  • 1 calabacín pequeño
  • 1/2 kilo de tomates
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Comino y sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen
<p>Las verduras están en el segundo nivel de la pirámide alimentaria.</p><p>Son pobres en proteína y grasa, pero ricas en fibras, vitaminas, minerales y hidratos de carbono de baja absorción.</p><p>En la cocina tradicional abundan los platos típicos a base de verduras, desde el fresco gazpacho andaluz hasta el pisto manchego.</p>
.
ARCHIVO

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: 45 minutos
  • Calorías: 300 kcal

Elaboración

  1. Pelamos y troceamos la calabaza y las berenjenas.
  2. Lo ponemos en la cazuela o sartén (amplia) con un fondo de aceite durante cinco minutos. Tapamos.
  3. Pelamos y picamos la cebolla y los ajos.
  4. Troceamos el calabacín (sin pelar).
  5. Incorporamos todo ello a la cazuela junto a la calabaza y las berenjenas.
  6. Seguimos sofriendo (la cazuela tapada para que las hortalizas se hagan en su propio jugo).
  7. Cuando la cebolla esté dorada, apartamos la cazuela del fuego.
  8. Añadimos el pimentón y mezclamos bien.
  9. Volvemos a poner la cazuela al fuego y añadimos el tomate (pelado, troceado y sin pepitas).
  10. Dejamos rehogar 5 minutos más.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento