El padre Ángel en ‘Conversaciones Al Revés’: “Hemos demostrado que queremos hacer felices a los demás”

  • Reflexionar sobre la nueva perspectiva que nos ha dado la crisis y qué hemos aprendido como sociedad serán los ejes de las entrevistas semanales entre la periodista María Gómez y dos personajes de diferentes ámbitos.
  • •‘Conversaciones Al Revés’ es una iniciativa de SM que se puede seguir ‘online’ a través de sus perfiles de Instagram y YouTube.
  • Descubre aquí todas las entrevistas.
El padre Ángel en 'Conversaciones Al Revés' de SM
El padre Ángel es el tercer invitado en las ‘Conversaciones Al Revés’ de SM.

La situación excepcional que vivimos nos ha hecho volver a poner el foco en lo esencial, un cambio de perspectiva que inspira ‘Conversaciones Al Revés’. Esta iniciativa digital de SM, conducida por la periodista María Gómez, nos invita a reflexionar a través de entrevistas con personalidades de la cultura, el deporte y la educación sobre los descubrimientos que nos ha traído esta inusual experiencia.

Con sus pequeñas historias, que son también las nuestras, dichas conversaciones irán construyendo un retrato caleidoscópico de la sociedad actual y de esa mirada común, de la mano de invitados como el periodista Iñaki Gabilondo, el cómico Javier Cansado, la cantante y compositora Eva Amaral, la periodista Gemma Nierga, el escritor Nando López...

Todos los encuentros de 'Conversaciones Al Revés' son accesibles y se pueden seguir a través de Instagram TV, YouTube y desde la página web de SM los lunes y jueves a partir de las 20.30 horas. 

Padre Ángel: “Hoy ningún vecino sale de casa sin preguntarle al del tercero si necesita algo”

Fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, el sacerdote Ángel García Rodríguez (Mieres, 1937) es conocido por todos simplemente como el padre Ángel. Por su labor filantrópica se ha ganado del apodo de ‘el Robin Hood de Mieres’. En esta nueva conversación, la periodista María Gómez le presenta acertadamente como un “rebelde con causa y mensajero de la bondad”.

En su caso, los hechos superan ampliamente a las palabras, como ha demostrado con su apoyo a personas en riesgo durante la crisis del coronavirus, ofreciendo comida, refugio y, sobre todo, cariño desde la parroquia de San Antón en Madrid. Su deseo más inmediato, ahora que mejora la situación, es “poder salir y abrazar aunque sea virtualmente” a quienes están solos y “necesitan de ese calor de los demás”.

Como consecuencia de la pandemia, reconoce que “se nos han puesto al revés muchas cosas”, sobre todo por “las personas que se nos han ido”. Sin embargo, para el padre Ángel también se han reafirmado “la solidaridad, el darnos y preocuparnos de los demás y salir a flote en los momentos difíciles”.

Desde su punto de vista, que estemos superando esta situación con éxito no es cosa solo de los gobernantes: “Hoy ningún vecino sale de casa sin preguntarle al del tercero si necesita algo. Esta es nuestra sociedad, una sociedad rica y en la que intentamos no solo ser felices, sino que hemos demostrado también que queremos hacer felices a los demás”.

Convencido de que la bondad es un rasgo distintivo del ser humano, cree que no debería hacer falta esperar a que pase algo como esto “para demostrar que somos buenos, cuando lo somos por naturaleza”. Por eso invita a que la solidaridad no se apague cuando se marche el coronavirus.

Lo haremos mejor “entre todos”

Durante la entrevista, el fundador de Mensajeros de la Paz no se olvida de los más vulnerables, como las personas sin hogar o los ancianos, a quienes más ha perjudicado la Covid-19. Por eso pide que valoremos lo que estos últimos han hecho por la sociedad, que no se nos olvide que “lo que tenemos hoy es gracias a ellos”. Muchos fueron “niños de la posguerra” que vivieron “en muy malas condiciones y aún así han sacado el país adelante”, subraya.

A pesar de todo, es optimista: “Hay que poner un rayo de luz, de esperanza, y saber que vamos a salir” de esta, aunque requiera un gran esfuerzo. “Es verdad que habrá que trabajar horas y horas para reconstruir este mundo”, avisa, pero está seguro de que lo haremos mejor “entre todos”, porque de esta crisis ha salido “lo mejor de cada uno de nosotros”.

Para despedirse y como ejemplo de generosidad, el padre Ángel enseña un anillo: “Es una alianza de un señor que llegó a la iglesia con un sobre anónimo que dice: ‘Muchas gracias, ofrezco esta alianza como señal del profundo agradecimiento y respeto por los años tan maravillosos junto a mi mujer y por devolverme la fe perdida. Es humilde, pero algo de bien hará a personas necesitadas el poco dinero que de ello saque. Gracias por todo’. Esto es algo precioso”, cuenta, reconociendo que nunca le había pasado algo parecido.

En una última mirada a su infancia, dice que su refugio sería una receta de su padre, “esas patatas asadas que nunca más he vuelto a comer”. Porque la tecnología y los móviles no suplen “ver a ese padre de rodillas, inclinado en el fuego, asándolas en un papel de periódico”. Sabe que ya queda menos para volver a disfrutar de la cercanía de la gente y lo celebra, porque “dar la paz guardando la distancia” a él no le sabe “a nada”.

La próxima entrevista de ‘Conversaciones Al Revés’ será con el académico José Manuel Sánchez Ron (jueves 28 de mayo) y la chef Carme Ruscalleda (lunes 1 de junio).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento