El maltrato a la mujer va a más en la Región y el problema es que muchas veces las víctimas no se atreven a seguir adelante contra sus verdugos. Según la Memoria de la Fiscalía de Murcia del año pasado, el 70% de las murcianas que presentaron una denuncia por maltrato en 2007 no la ratificaron luego.

Estos datos fueron presentados ayer en la Asamblea por el fiscal jefe del TSJ de Murcia, Manuel López Bernal. La causa está, en su opinión, en los problemas de subsistencia económica de las víctimas.

Además, recordó que algunas violan las órdenes de alejamiento, de acuerdo con sus parejas.

El mes pasado, la Delegación de Gobierno reveló un dato que constata las declaraciones del fiscal del TSJ: casi siete de cada diez maltratadas vive con su agresor.

López Bernal añadió ayer que las denuncias por violencia contra las mujeres han pasado de 4.424 en 2006 a 8.337 en 2007, es decir, casi el doble. Según el fiscal jefe, este aumento se produjo sobre todo «por casos de malos tratos ocasionales y difíciles de demostrar, mientras que los más graves han bajado».

Ayer, la Delegación del Gobierno apuntó que entre enero y noviembre de este año llevamos 2.354 denuncias.

El maltrato, aquí

Protegidas.- A día de ayer, había 4.336 mujeres protegidas o sujetas a vigilancia por violencia de género. Una está en riesgo extremo. 59 en riesgo alto, 535 en riesgo medio, 1.390 en riesgo bajo y 2.351 en riesgo no apreciado.

Nacionalidad.- El 53,5% son españolas y el 46,5%, extranjeras. Entre los agresores, la relación es 53,3% de españoles y 46,7% de foráneos.

Relación.- En el 32,8% de los casos, se trata de compañeros sentimentales;_en el 31,2%, matrimonios; en el 21,3%, ex parejas.

Edad.- Las mujeres que más denuncian son las que tienen entre 21 y 30 años (35,1%). Las que menos, las de entre 41 y 50 (17%).

Fallecidas.- En lo que va de año ya han muerto seis mujeres por casos de violencia doméstica. En el último mes han sido tres (las dos últimas, el domingo en Abarán).

Rosa María Ruiz. Psicóloga

«Influye el qué dirán»


«La mayoría de las mujeres maltratadas no ratifican las denuncias por varias razones. La principal es porque tienen miedo de lo que el agresor les pueda hacer, pero también influye el qué dirán. Se callan por lo que los de su entorno más cercano puedan pensar de la situación que se vive en la unidad familiar. También ocurre que tienen una relación muy dependiente de la pareja y no saben qué hacer si se separan de ellos».