Rahm Emanuel
El presidente electo de EE UU, Barack Obama, habla al oido de Rahm Emanuel durante un acto en Chicago (REUTERS).

El presidente electo de EE UU, Barack Obama, ha ofrecido el influyente puesto de jefe de Gabinete de la Casa Blanca al líder del grupo demócrata en la Cámara de Representantes, Rahm Emanuel.

La oferta se produjo horas después de que se confirmara que Obama había logrado sobrepasar los 270 votos electorales necesarios para hacerse con la Casa Blanca, poco después de las 23.00 hora local (04.00 GMT) del martes, según informaron fuentes demócratas.

En su equipo de transición estarán el ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca John Podesta

Se espera que Emanuel, que ha sido un firme aliado de Obama en Chicago, acepte la oferta. Emanuel, de 48 años y que fue asesor de la Casa Blanca durante el mandato del presidente Bill Clinton, sería el primer jefe de Gabinete judío demócrata.

En el Congreso, este legislador de Chicago, que en las elecciones legislativas de 2006 coordinó la exitosa campaña demócrata en la Cámara de Representantes, se ha caracterizado por su firmeza y su estilo arrollador.

El que será el primer presidente negro de EE UU anunció este miércoles su equipo de transición, encabezado por el ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca John Podesta y los asesores de campaña de Obama Valerie Jarret y Pete Rouse.

Futuros nombramientos

Entre los integrantes del equipo se encuentran también nombres como el ex secretario de Vivienda durante la etapa Clinton, Federico Peña, o la asesora de Obama para política exterior, Susan Rice. Se espera que el equipo de transición comience a anunciar los nombramientos para el futuro Gobierno en los próximos días.

Además de Emanuel, se espera que el primer nombramiento corresponda al del futuro secretario del Tesoro, un puesto que será clave dado la grave crisis financiera que vive el país. Entre los nombres que se barajan se encuentran el del ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, el presidente de la Reserva Federal en Nueva York, Timothy Geithner, y el ex secretario del Tesoro Larry Summers.

Sea cual sea el elegido, tendrá que ponerse a trabajar rápido: dentro de diez días, en Washington se celebrará la cumbre del G20 para tratar sobre la crisis financiera internacional.

Los nombres que se barajan para el Secretario de Estado son los del senador republicano saliente Chuck Hagel, el ex candidato presidencial demócrata John Kerry o el ex enviado estadounidense a los Balcanes Richard Holbrooke. Al frente del Consejo de Seguridad Nacional podría figurar la propia Susan Rice o James Steinberg, un antiguo asesor de la Casa Blanca de Clinton.

¿Equipo con republicanos?

Igualmente todo parece indicar que contará con antiguos miembros del gabinete de Bill Clinton y con políticos republicanos, tal y como dejó entrever en una entrevista a la ABC News.

Aunque todavía no se manejan nombres, el caso paradigmático es el de Colin Powell, otrora secretario de Estado con Bush y al que le fue ofrecido un puesto en el Gobierno de Obama después de anunciar que votaría por los demócratas.

Junto a Powell, muchas miradas se dirigen también hacia el actual Secretario de Defensa, Robert Gates, del que se dice que podría permanecer en su puesto.