Una mujer de 66 años, identificada como R.A.M., ha aparecido esta tarde amordazada y muerta en el estanco del que era propietaria en La Guardia (Toledo). El cadáver de la mujer no presentaba más signos de violencia que la mordaza, según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

La Guardia Civil tuvo conocimiento del hecho sobre las 15.00 horas tras una llamada telefónica. El marido de la estanquera, quien estaba en una habitación contigua, se acercó al estanco al oír ruidos y fue quien halló el cadáver, ha explicado una fuente de la investigación. Según esta fuente, la hipótesis con la que se trabaja, a la espera de la práctica de la autopsia, es que la mujer muriera asfixiada por la mordaza.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO