Al menos 20 personas han muerto este viernes y diez han resultado heridas en un presunto ataque con misiles de un avión espía estadounidense en la demarcación tribal paquistaní de Waziristán del Norte, fronteriza con Afganistán. Así lo afirma una fuente de los servicios de inteligencia paquistaníes citada por el canal Dawn TV.

Dos misiles impactaron contra una residencia en la localidad de Mirali y acabaron "supuestamente" con la vida de un dirigente de la red terrorista Al Qaeda, Abu Akash, de origen iraquí, según dicha fuente.

Condenamos estos ataques. Son muy desafortunados y constituyen una grave violación de nuestra soberanía

Un corresponsal de la cadena en el noroeste paquistaní citó además testigos que aseguraron que la mayoría de los muertos son árabes, aunque entre ellos también hay paquistaníes, según aclararon.

La fuente de inteligencia señaló que Akash vive en Pakistán desde hace tres años y lo relacionó con varios ataques contra las tropas de la coalición liderada por Estados Unidos y de la OTAN destacadas en Afganistán.

Continuos ataques

El Gobierno paquistaní llamó a consultas el pasado miércoles a la embajadora de EE UU en Islamabad, Anne Patterson, a quien pidió el cese inmediato de los "continuos" ataques con misiles supuestamente llevados a cabo por aviones norteamericanos no pilotados en las conflictivas áreas tribales de Pakistán.

El último ataque tuvo lugar el pasado día 26, cuando un avión espía lanzó misiles contra una presunta base insurgente en la demarcación tribal de Waziristán del Sur, uno de los bastiones de los integristas. En los últimos dos meses y medio han tenido lugar trece ataques de esta naturaleza, la mayoría de ellos atribuidos a aviones estadounidenses sin piloto.

"Condenamos estos ataques. Son muy desafortunados y constituyen una grave violación de nuestra soberanía y nuestro territorio", dijo hoy mismo el portavoz paquistaní de Exteriores, Mohamad Sadiq, antes de que se registrara esta nueva acción.