El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Guadalajara ha dictado 3 autos en los que se exime provisionalmente de asistir y de ser evaluados de alguna de las asignaturas del Área Educación para la Ciudadanía a tres hijos de objetores.

Dos alumnos de 4º de ESO y una alumna de 2º de ESO
Dichos autos, que
estiman las medidas cautelares solicitadas por los padres objetores, son provisionales pero ampara a los alumnos hasta que se dicte sentencia, según informa en un comunicado Profesionales por la Ética.

Los citados autos judiciales, según Profesionales por la Ética, suspenden las resoluciones administrativas de la Consejería de Educación y Ciencia de Castilla-La Mancha que denegaban la objeción de conciencia a los padres.

Se trata de dos alumnos de 4º de ESO de a los que les correspondía cursar Educación Ético-Cívica y una alumna de 2º de ESO del Colegio de los Hermanos Maristas a la que le correspondía cursar Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos.

Los Autos judiciales no entran a resolver si existe o no derecho a la objeción pero reconocen expresamente que los padres demandan objetar a Educación para la Ciudadanía por poder constituir una vulneración de derechos fundamentales tales como el de educación o el de la libertad ideológica o religiosa.

Finalmente, los fallos judiciales dictados en Guadalajara suspenden la obligatoriedad de que los alumnos cursen o sean evaluados en las asignaturas englobadas bajo la denominación de Educación para la Ciudadanía (Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, Educación Ético-Cívica y Filosofía y Ciudadanía).

Además, el Juzgado ordena a la Administración adoptar medidas alternativas que posibiliten la presencia del alumno objetor en el centro escolar mientras sus compañeros reciben Educación para la Ciudadanía.