Los 17 miembros del comité de empresa de Portinox, empresa minerometalúrgica con sede en Pulianas (Granada) que pertenece al grupo alemán Teka, han comenzado hoy un encierro de tres días en las dependencias de la compañía para protestar contra "los despidos discriminatorios" de 13 empleados.

Según ha indicado el presidente del comité, Juan Serrano, la movilización obedece a la política de despidos "continua e injustificada que está llevando a cabo la dirección de la empresa en las últimas fechas".

"Las bajas laborales y el absentismo son las razones que ha argumentado la dirección para los ceses", ha dicho Serrano, quien ha instado a la factoría a "poner los medios en las condiciones de trabajo para que dichas bajas no se produzcan".

Además, ha señalado que algunos despidos se han justificado alegando "incompatibilidad con el perfil de trabajo exigido", lo que ha calificado de "irrisorio y fuera de lugar", ya que ha afectado a trabajadores que llevaban en la empresa más de siete años.

Serrano ha advertido de que el comité de empresa no va a permitir que "haya despedidos a dedo, ya que tienen que existir razones serias y consensuadas".

Los trabajadores tienen previsto mantener su encierro durante las jornadas de hoy, el lunes y el martes, y han anunciado que los más de 400 operarios que conforman la plantilla de la factoría efectuarán un paro de una hora cada día durante la semana próxima.

Portinox, en la actualidad la empresa más importante del sector del metal en la provincia de Granada, pertenece a la multinacional Grupo Teka, para la que fabrica, entre otros artículos, campanas decorativas, barriles para cerveza, bombonas de butano y fregaderos industriales.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA