Las inquietudes de los vecinos por mejorar el barrio en el que viven van en aumento. Y si no, que se lo digan al Ayuntamiento de Alicante, que ha recibido un total de 1.453 peticiones entre las cinco Juntas de Distrito municipales para que arreglen las calles más castigadas.

Las Juntas, que a través de los presupuestos participativos disponen este año de 913.582 euros a repartir para este fin (5% de las cuentas municipales), reclaman al Consistorio, sobre todo, la presencia de más Policía de barrio en las calles, así como la instalación de retenes.

Esta es la principal solicitud de las Juntas de Distrito nº1 (barrios del centro), donde se han enviado 41 solicitudes al respecto, y nº2 (Zona Norte), con 206 peticiones. Precisamente, son los distritos alicantinos que más padecen los robos y el vandalismo.

El arreglo y asfaltado de calles, aceras, calzadas y plazas, así como la iluminación y señalización de las mismas o la instalación de badenes ocupa un lugar destacado de las demandas vecinales. Es la Junta de Distrito nº4 (playas)la que más solicitudes ha tramitado (47) ante la Concejalía de Participación Ciudadana.

También abundan otras peticiones como la mejora del transporte público, la creación de carril bici o instalaciones deportivas, bibliotecas o ambulatorios e inversiones en las partidas rurales.

«No a las grandes obras»

«No se pueden pedir grandes obras», ha señalado María Ángeles Goitia, concejal de Participación Ciudadana, «así que hay que ajustarse a la cantidad asignada», ha añadido.

Al respecto, tanto colectivos vecinales como el PSOE han considerado que el dinero que el Ayuntamiento destina a los presupuestos participativos «es ridículo;a cada distrito le corresponde apenas unos 182.000 euros».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE