Tzipi Livni  y Simon Peres
El presidente de Israel, Simon Peres, y la ministra de Exteriores, Tzipi Livni (EFE). EFE/Amos Ben Gershom.

Israel celebrará elecciones generales anticipadas a mediados del próximo mes de febrero, anunció este martes la portavoz del Parlamento israelí (Kneset) Hila Mizraji.

Los comicios podrían tener lugar el 10 de febrero, dijo Mizraji, aunque precisó que existen posibilidades de que los diputados apoyen una ley para que se celebren una semana después, el 17, informan medios locales.

Simón Peres descartó solicitar a algún diputado la formación de un nuevo gobierno
El anuncio se produjo en coincidencia con una reunión que mantuvo la presidenta de la Kneset, Dalia Itzik, con los líderes de las distintas facciones políticas con representación parlamentaria para tratar de concertar la fecha de las elecciones.


El presidente de Israel, Simón Peres, anunció ayer que habría un adelanto de las elecciones generales tras descartar solicitar a algún diputado la formación de un nuevo gobierno.

Tzipi Livni, favorita

Peres hizo el anuncio después de que la ministra de Exteriores y líder del partido gobernante Kadima, Tzipi Livni, le informara de su fracaso en el intento de consolidar una coalición parlamentaria para encabezar un nuevo ejecutivo que sustituya al presidido por Ehud Olmert, que se vio obligado a dimitir por escándalos de corrupción.

Según los sondeos difundidos esta semana, Livni encabeza las preferencias del votante, seguida de cerca por el jefe del partido derechista Likud, Benjamín Netanyahu.

Un pretendiente para la ministra

También esta misma semana Livni, casada y madre de dos hijos, ha recibido en su despacho un inusual regalo: anillo con un diamante y una carta que podría contener una propuesta de matrimonio, informa este martes el diario Yediot Aharonot.

Se cree que la misiva podría contener una propuesta matrimonial
El paquete incluye el anillo de oro de 18 quilates coronado con una piedra preciosa, una foto del remitente (un residente en Canadá identificado como Laurent Belanger) y una nota manuscrita en la que el autor advierte que es consciente de lo que hace.

De momento, la autenticidad del diamante no ha sido verificada, y la carta que acompañaba a la joya no aporta detalles sobre el significado del regalo, aunque en el círculo de la ministra se cree que podría tratarse de una propuesta matrimonial. Livni, por su parte, pidió que se agradeciera el detalle y que el presente le fuera devuelto a su autor.