Omar Bakri Mohammed
El clérigo radical musulmán libanés Omar Bakri Mohammed no pudo entrar en Reino Unido tras los atentados de Londres de 2005. (ARCHIVO). ARCHIVO

El Reino Unido pondrá más obstáculos a la entrada en el país de radicales que quieran incitar al odio y publicará los nombres de los extremistas a los que se ha denegado el ingreso, anunció este martes la titular británica de Interior, Jacqui Smith.

Desde 2005, el Gobierno británico ha prohibido la entrada de 230 personas

La ministra dijo que estas personas tendrán que demostrar su inocencia en virtud de las nuevas medidas, dirigidas a radicales islámicos, grupos neonazis y también a los activistas violentos que defienden los derechos de los animales.

Desde 2005, el Gobierno británico ha prohibido la entrada de 230 personas, entre ellas el clérigo radical musulmán libanés Omar Bakri Mohammed, al que se denegó el ingreso después de los atentados terroristas de Londres del 7 de julio de 2005 (7-J). Según la responsable de Interior, ahora habrá una "presunción en favor de la exclusión" para las personas que "fomenten, animen y extiendan el odio y el radicalismo".

No entrarán las personas que fomenten, animen y extiendan el odio y el radicalismo

Con estos cambios, que no requerirán la aprobación parlamentaria, será el interesado el que deberá demostrar que no "agitará la tensión", indicó Smith.

"A través de estas nuevas y duras medidas, voy a detener la entrada en nuestro país de aquellos que quieran extender el extremismo, el odio y los mensajes violentos en nuestras comunidades", resaltó la ministra. De las 230 personas a las que se ha impedido entrar en el Reino Unido, 80 son radicales religiosos.