El primer corazón artificial fabricado con materiales orgánicos
El primer corazón artificial fabricado con materiales orgánicos, presentado en París. EFE

El primer trasplante de corazón artificial, construido con elementos orgánicos y que imite el comportamiento fisiológico de este vital órgano humano, está más cerca. Un grupo de investigadores franceses ya está probando, con éxito, estos dispositivos con animales y esperan que en dos años ya los puedan trasplantar a humanos.

Supondría poder responder a las necesidades de mucha gente que está en lista de espera

"Ojalá se consiguiese, finalmente, sería muy positivo" declaraba Manuel Moreno Núñez, secretario de la Asociación de Trasplantados de Corazón de Andalucía Ciudad de Hispalis. "Supondría poder responder a las necesidades de mucha gente que está en lista de espera, a la que no da tiempo a que llegue un corazón".

Él sabe bien de lo que habla ya que tras dos infartos y una operación a corazón abierto recibió un trasplante de corazón hace un año y diez meses: "la espera se hace angustiosa". Moreno y su asociación celebran esta noticia y afirman que la "ciencia y la investigación deben ir encaminadas en esta dirección porque estar a la espera de que otra persona fallezca para que tu puedas sobrevivir es un poco lamentable".

Posibles traumas

Quizá, en caso de salir, pudiera suponer un problema a muchos pacientes tener un corazón completamente artificial en su organismo. Sin embargo, Moreno cree que no causaría problemas, menos incluso que los actuales trasplantes. "Ya de por sí sentimos que tenemos algo extraño cuando nos trasplantan el corazón. Es complicado aceptar tener el corazón de otra persona" afirma. Moreno está convencido de que "si yo pudiera seguir viviendo sin necesidad de que otra persona haya fallecido no crearía ningún trauma".

La misma opinión tiene Luis Alonso Pulpón, cardiólogo jefe del servicio de cardiología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, que ha comentado a 20minutos que los pacientes no tendrán "ningún recelo" por tener bajo su pecho un corazón mecánico.

Los corazones vienen de jóvenes que fallecen en accidente de tráfico y cada vez hay menos

El corazón artificial total

Sobre el nuevo corazón artificial, Pulpón señala que su principal novedad es que "tiene un material más biocompatible sin necesidad de anticoagulantes y que añade un software que marca la frecuencia de los latidos según las necesidades de cada individuo".

Para el cardiólogo, es posible que en un futuro no muy lejano haya "un corazón artificial total", que ofrezca más autonomía al transplantado ya que los que existen en la actualidad "ofrecen una vida poco satisfactoria". Sin fijar una fecha determinada, Pulpón sí se atreve a señalar que se conseguirá antes un corazón mecánico "casi perfecto" que una utilidad relacionada con la investigación sobre células madre.

Supondría un gran avance, más si se tiene en cuenta que cada año aumenta en número de transplantes pero no de donantes. "Los corazones vienen de jóvenes que fallecen en accidentes de tráfico y, afortunadamente en ese sentido, cada vez hay menos", afirma. También reclama más investigación cardiovascular: "Falta dinero para el desarrollo de corazones artificiales porque tienen poca utilidad comercial".