El número de menores condenados en 2007 en Baleares ascendió a 398, el 9,55 del total nacional, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, las Islas se sitúan como la cuarta autonomía con más niños delincuentes.

Andalucía es la primera región con mayor número de menores condenados, con el 26,5 por ciento del total. Le siguen Cataluña (10,9), Valencia (10,7) y Baleares (9,55).

Normalmente se les condena a libertad vigilada o trabajos para la comunidad.

La mayoría cometieron robos, seguidos de lesiones, hurtos y sustracción de vehículos
En el caso de menores condenados de nacionalidad española, Valencia ocupa el segundo lugar y Cataluña el tercer.

Madrid es la región en la que se registra un mayor número de menores extranjeros condenados.

No obstante, la Comunidad de Madrid es una de las regiones con menor tasa de condenados.

Así, sólo se registran 5,77 condenados por cada mil habitantes de entre 14 y 17 años. La tasa nacional es de 7,51, mientras que Ceuta anota 27,39, Melilla 22,09, Castilla y León 10,50 y Andalucía 9,21.

El nivel más bajo lo ocupa Galicia, con 5,30 y Cataluña, con 5,7.

En cuanto a infracciones penales de menores, en Baleares se produjeron 764, mientras que en España la cifra es de 22.366. La proporción de infracciones penales por cada mil habitantes de entre 14 y 17 años es del 18,33.

Nueve de cada 10 detenidos son varones

En toda España, la cifra de menores condenados se sitúa en 13.631, de los que el 85 por ciento son varones y el 15 por ciento mujeres.

Atendiendo a la tipología del delito, los de mayor incidencia fueron los robos (27,8), lesiones (7,4), robo y hurto de vehículo (5,9) y los hurtos (5,6).

Entre las faltas, las más frecuentes fueron las realizadas contra las personas (63,5) y contra el patrimonio (32,6).