El sindicato UGT reiteró hoy su denuncia por el "progresivo deterioro" en la seguridad del Aeropuerto de Parayas por recortes presupuestarios, tras aclarar a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) que su argumento de que ha aumentado un 30 por ciento el número de vigilantes "no soluciona los graves problemas existentes hoy en día y ni siquiera permite cubrir los servicios antes realizados por guardias civiles".

Los vigilantes no permiten cubrir los servicios realizados por guardias civiles


En este sentido, UGT respondió a AENA en un comunicado que el mencionado incremento de un 30 por ciento de vigilantes de seguridad en el aeropuerto cántabro corresponde en realidad a cuatro de ellos contratados "no por expreso deseo para solucionar las deficiencias de seguridad sino por pura necesidad, ya que la Guardia Civil ha reducido sus efectivos en la radioscopia de los filtros de acceso".

Además, el sindicato se sorprendió de que AENA "incluso se felicite por la contratación de sólo cuatro vigilantes de seguridad para hacer el servicio prestado hasta ahora por otros tantos guardias civiles pero en cada uno de los dos turnos de trabajo existentes, con lo que en realidad se necesitaría como mínimo el doble de vigilantes".

Vigilantes insuficientes

"No sólo no se ha cubierto lo que antes hacía la Guardia Civil sino que además ahora vigilantes de seguridad encargados de otros cometidos en el aeropuerto de Parayas tienen que destinarse a radioscopia de los filtros porque los cuatro contratados para ello no son suficientes para los dos turnos de trabajo", aseveró el sindicato.

UGT subrayó también que la inversión de 300.000 euros en nuevos equipos de vigilancia electrónica esgrimida por AENA "tampoco soluciona para nada las muchas carencias en la seguridad" y "responde más bien a una significativa torpeza de la gestión porque se instaló para reemplazar a otro recién adquirido por problemas en su funcionamiento".

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTANDER