El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado detalles en el Congreso sobre la operación antiterrorista llevada a cabo esta madrugada y que ha acabado con la detención de cuatro presuntos etarras en Pamplona y en Valencia.

Es una operación preventiva que ha evitado mucho dolor

Rubalcaba ha informado de que los detenidos "tenían armas y explosivos" y que, por lo tanto, estaban
"preparados para atentar". El ministro ha informado de que se trata de una operación "preventiva que ha evitado mucho dolor". "Más vale prevenir que curar", añadía el ministro.

Fuentes antiterroristas que cita la agencia Europa Press aseguran que en el registro llevado a cabo en Pamplona se habrían localizado cien kilos de explosivos. Este dato no ha sido confirmado por Interior.

Lo que sí ha confirmado Rubalcaba es que el hecho de que una de las detenciones se haya practicado en Valencia, en concreto el de la única mujer del comando, es "circunstancial" y que "no hay nada que permita afirmar que haya alguna estructura" de la banda en Valencia.

Los detenidos, que están acusados de integrar el nuevo 'comando Nafarroa', serían Aurken Sola Campillo, Xabier Rey Urmeneta, Sergio Boada Espoz y Araitz Amatria Jiménez.