Niegan a una mujer la ayuda que establece la Ley pese a tener el 79% de discapacidad

  • Rosa Vizcaíno sufre parálisis cerebral y apenas puede moverse.
  • La Conselleria de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana le ha denegado la prestación que contempla la Ley de Dependencia.
Rosa muestra la resolución de la Conselleria de Bienestar Social en la que se deniega su solicitud (20 MINUTOS)
Rosa muestra la resolución de la Conselleria de Bienestar Social en la que se deniega su solicitud (20 MINUTOS)
20 Minutos

Rosa Vizcaíno tiene 33 años pero, como ella misma relata, desde que nació era «diferente» a sus hermanos, a sus primos y a sus compañeros de colegio. Padece parálisis cerebral, lo que le impide caminar y hablar sin la ayuda de un ordenador de bolsillo. Necesita a otra persona para todas las actividades de la vida diaria.

El año pasado decidió solicitar las ayudas que contempla la Ley de Dependencia, con la esperanza de que el 79% de discapacidad que padece sería suficiente para conseguir una prestación económica, un centro de día o ayuda en casa. "Lo que sea, yo no pido nada, pero han hecho esta ley y me corresponde", indica.

Yo no pido nada, pero han hecho esta ley y me corresponde".   Rosa Vizcaíno

Sin embargo, la respuesta de la Conselleria de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana ha sido negativa. En la carta que le enviaron se indica fríamente que "no se encuentra usted en un grado y nivel de dependencia de los que la ley ampara en este momento".

"Me siento agredida"

El informe de la Conselleria asegura que su grado de dependencia es "moderado" y que no le corresponde ayuda alguna en el presente ejercicio. "Ya sólo me queda denunciar, y estoy cansada. Estoy en una inseguridad jurídica y me siento agredida por una torticera aplicación de la ley", se queja esta valenciana.

Rosa sabe muy bien de lo que habla. Licenciada en Trabajo Social, ha trabajado durante tres años en un centro de día para personas con discapacidad, al que ahora acude como voluntaria.

La actuación de la Conselleria genera indefensión entre los ciudadanos". UGT

Una de las cosas que más disgustan a Rosa es que no le digan claramente qué grado de dependencia tiene. El caso de esta valenciana no es el único en la comunidad. El portavoz de Servicios Sociales de UGT, Toni Femenía, asegura que la actuación de la Conselleria "genera indefensión en los ciudadanos, porque al no tener la información completa de su grado de dependencia, no pueden recurrir la decisión".

De momento, a Rosa no le queda más remedio que armarse de paciencia. "Vivo con mi madre, que está mal de los huesos. Me dan ganas de volver a llamar a Avapsa (la empresa que gestiona las valoraciones de los dependientes) y grabar la conversación, para que todo el mundo oiga lo que me dijeron".

Los beneficiarios se movilizan

Miles de personas están en la misma situación que Rosa, y han dicho basta. La Confederación de Discapacitados Físicos y Orgánicos de la Comunitat (Cocemfe-CV) ha convocado para el próximo 6 de noviembre una manifestación por la completa implantación de la ley. Dará comienzo a las 11.30 horas en la plaza del Temple, frente a la Delegación del Gobierno, y pedirán a todas las administraciones "los medios necesarios". Cocemfe agrupa al 95% de los más de 400.000 discapacitados valencianos.

Ya se han pedido 368.000 prestaciones

La Ley de Dependencia lleva en vigor año y medio y todavía se desconocen datos fundamentales. Se sabe que 368.932 ciudadanos han solicitado una prestación, pero el Gobierno no sabe a día de hoy cuántos la reciben. Aunque las comunidades tienen las competencias, ninguna ha desarrollado un protocolo que dé participación a sus ayuntamientos, lo que aligeraría los trámites y la burocracia, según denuncia la Federación Española de Municipios (FEMP). Y se estima que 2,8 millones de dependientes viven en zonas rurales. En Castilla y León, sólo un 10% de los 25.432 solicitantes ya recibe una ayuda, y Cataluña ha reconocido que no puede dar la prestación a 30.000 personas por falta de fondos.

Calendario de la Ley

2007. El primer año en el que se desarrolló la ley. Tenían que empezar a beneficiarse de las prestaciones los grandes dependientes, que están enmarcados en el grupo 3.

2008-2011. Este año y el próximo será el turno de la dependencia considerada severa en sus diferentes niveles.

2011-2014. La última fase de aplicación de la ley incluirá a los dependientes cuya discapacidad sea calificada como "moderada". Es aquí cuando Rosa percibiría su ayuda, según la resolución de la Conselleria que recibió.

2015. En teoría, ya debería estar plenamente vigente y beneficiando a todos los grados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento