Concentración cárcel Perogordo
Cerca de 70 trabajadores del Centro Penitenciario de Perogordo, en Segovia, han realizado hoy un paro de cinco minutos. (EFE) EFE
Cerca de un centenar de funcionarios del centro penitenciario de Perogordo (Segovia) se concentraron hoy a las puertas del inmueble para pedir más seguridad en estas instalaciones, donde el pasado 17 se produjo una agresión con arma blanca de un interno a un funcionario.

Ahora se ha convertido en una amalgama entre centro educacional y un centro tipo más con módulos hacinados

Convocada por los sindicatos CSI-CSIF, ACAIP, UGT y CCOO, en la reunión se exhibieron carteles pidiendo la dimisión de la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, y con frases como ‘masificación=agresión’ o alertando de que habrá más incidentes.

Además, señalaron que han pedido a los responsables del centro que informen “sobre la situación regimental de cada uno de los cinco internos implicados en la agresión, para los que solicitan el traslado a otra zona.

Colapso

Igualmente, responsabilizaron a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de la situación de “colapso” que vive el centro, y aseguraron que este organismo es el único culpable de abandonar la idea inicial de que la cárcel de Segovia se concibiera “como un centro educacional para hacer posible el desarrollo de la persona, y ahora se ha convertido en una amalgama entre centro educacional y un centro tipo más con módulos hacinados”.

Esta situación provoca “una inexistente clasificación de los internos que hace que los más problemáticos estén constantemente rotando por esos módulos, demostrando en cada uno de ellos su incapacidad de adaptarse a las normas”, añadieron.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEGOVIA