Los cadáveres de tres militares degollados fueron localizados este miércoles en un municipio rural del norteño estado mexicano de Nuevo León, con lo cual suman trece efectivos del Ejército mexicano asesinados de la misma manera en una semana en esta región, informaron las autoridades.

Los tres cadáveres se encontraban en avanzado estado de descomposición. Las víctimas fueron degolladas con arma blanca.

Desde el domingo pasado han sido localizados degollados con arma blanca diez efectivos castrenses en activo, además de un ex militar que fue apuñalado, en la zona metropolitana de Monterrey.

Barones de la droga y policías corruptos

Nuevo León es uno de los Estados sacudidos por la violencia de la delincuencia organizada y se especula en medios de prensa que los crímenes de militares son una respuesta de los barones de la droga contra los operativos que realiza el Ejército mexicano desde hace un año en esta región, fronteriza con Estados Unidos.

Por otra parte, el Ejército realizó ayer martes un operativo para sitiar dos cuarteles de la policía metropolitana y detener a Raymundo Saldaña Contreras, secretario de Seguridad Pública del municipio de Apodaca, y al menos a cinco oficiales de esa corporación.

En todo México el crimen organizado ha asesinado este año a unas 4.000 personas

El Ejército también tomó las instalaciones de la Policía del municipio de Salinas Victoria, ubicado a 25 kilómetros al norte de la ciudad de Monterrey, en donde revisaron las armas y los vehículos oficiales, ya que se rumoreó que efectivos de esa corporación participaron en el secuestro de dos militares.

En todo el país han sido asesinadas ya este año unas 4.000 personas en acciones atribuidas al crimen organizado, casi la mitad de estas muertes ocurrieron en el norteño estado de Chihuahua.