Cómo hacer un día de 'spa' en tu casa

Gente disfrutando de un masaje en un spa
Un masaje en un 'spa'.
20minutos | Alain Caishan

Estos días pueden ser perfectos para cuidarnos más a nosotros mismos, relajarnos y liberarnos del estrés acumulado. 

Muchas personas se encuentran teletrabajando y esto puede dar lugar a un cambio de ritmo frenético, horas frente al ordenador y a una alteración de las rutinas diarias. Es momento de dedicarte un tiempo para el bienestar, algo que podemos hacer también en nuestros hogares.

Un espacio para la tranquilidad

Una de las mejores opciones para comenzar tu día de spa es prepararte un baño caliente y reconstituyente. Llena la bañera con agua a temperatura idónea, apaga las luces y enciende unas velas aromáticas de jazmín o sándalo. Agrega sales de baño y aceites esenciales al agua para que el beneficio en tu salud y bienestar sea completo. 

En el caso de que no dispongas de bañera en tu hogar, puedes optar por elegir una habitación que te transmita relajación, que este libre de demasiados objetos y limpia. 

  • ​Beber una taza de té nos ayudará a relajarnos en este proceso.
  • Añade una música que acompañe al momento. No la pongas demasiado alta. 
  • Enciende velas o incienso aromático. 
  • Cierra los ojos y concéntrate en tus pensamientos. Puedes utilizar alguna técnica de meditación o yoga. 

Cuida tu piel

Tanto si te has dado el baño, como si no, es importante cuidar nuestra piel y el rostro. Por ello, otro de los pasos es una exfoliación, preferiblemente con productos naturales, o directamente con jabón y sal, para que la piel se tonifique y eliminar así las células muertas. 

Existen multitud de recetas caseras de mascarillas para la piel, en este enlace os ofrecemos algunas de ellas. En muchos spas te ofrecen mascarilla de barro, que resulta muy sencilla de hacer en casa. 

Otra opción, además de la rutina diaria del cuidado de la piel con cremas hidratantes, es hacer una sesión de multimasking. Esta técnica combina diferentes mascarillas para cada zona delicada del rostro y tratar así las necesidades específicas de cada una. 

Tratamiento de vapor

Un paso importante que debes añadir a tu rutina de spa para la salud de tu piel es el tratamiento con un baño de vapor. Puedes hacerlo en casa sin ningún problema y es perfecto para lucir un cutis radiante y saludable

Para ello, tienes que llenar una cacerola pequeña con agua y ponerla a hervir hasta que empiece a soltar vapor. Vierte el agua en un recipiente adecuado. Colócate un paño o toalla sobre tu cabeza y acerca tu rostro a la olla durante unos minutos. También puedes añadir al agua aceites aromáticos o hierbas.  

Manicura en casa

Una buena sesión de belleza y spa termina con un tratamiento de manicura y/o pedicura que podrás realizar desde casa: 

  • Primero debes quitarte con un producto adecuado para ello y que no reseque las uñas el esmalte que tenías.
  • Remoja tus dedos en un recipiente con agua tibia (sin jabón) para que la uñas y las cutículas se ablanden. 
  • Da forma a tus uñas recortándolas y limándolas. Este último proceso favorecerá que nazcan fuertes y sanas. 
  • Retira las cutículas con suavidad. 
  • Aplica el esmalte en tres capas: base, color y recubrimiento.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento