Mascarillas caseras para cuidar nuestro rostro durante la cuarentena

Cómo hacer una buena mascarilla casera
Cómo hacer una buena mascarilla casera.
LaCabine

Debido a la situación mundial, y al requerimiento sanitario de no salir de casa, disponemos de mucho tiempo libre hasta que esta cuarentena acabe, y una de las mejores formas para ocuparlo es cuidar de nuestra piel.

Además de hacer ejercicio en casa y cocinar recetas saludables, una buena forma de aprovechar este parón en nuestras vidas es realizar tratamientos de belleza caseros para que cuando esto acabe, tengamos el aspecto de nuestra piel, descansada y revitalizada, lista para lucirla en primavera.

La marca de cosmética La Cabine se ha unido al movimiento #YoMeQuedoEnCasa y nos propone a través de sus redes sociales distintas recetas de mascarillas para el rostro con las que conseguir un cutis perfecto. 

“Creemos importante que las personas cuiden de su piel durante este tiempo en cuarentena, no poder salir no es una excusa para abandonar los cuidados que necesita nuestra piel” expresa Claudia Castellanos Brand Manager de La Cabine.

“Además, es de suma importancia a nivel psicológico que tengamos diferentes actividades que nos mantengan activos y creativos a lo largo del día y nada mejor que invertir este tiempo en uno mismo”, concluye.

Las mascarillas faciales son un producto sumamente beneficioso para la salud de nuestra piel con un efecto duradero, incluso algunas veces más que el de las cremas tradicionales. Además, si las elaboramos en casa con ingredientes naturales resultan más económicas y accesibles, y en cuestión de minutos es posible notar grandes cambios en la textura y aspecto de la piel.

Esta marca de ampollas nos propone a través de su cuenta de Instagram una receta de mascarilla cada día a las 20:00h. Hasta el momento han publicado una para combatir las manchas del rostro y otra anti-aging, ambas compuestas por ingredientes que todos tenemos en casa como puede ser el zumo de limón, la miel, el aceite de oliva o la yema de huevo, entre otros. Además, su elaboración y aplicación de lo más sencilla. Posteriormente de la mascarilla se recomienda utilizar la ampolla que mejor se adapte a nuestras necesidades, para reforzar y complementar el tratamiento, y de esta manera obtener mejores resultados y más rápidos.

Mascarillas caseras de La Cabine.
Mascarillas caseras de La Cabine.
lacabine.es/INSTAGRAM

La propuesta de La Cabine es perfecta para momentos como estos en los que salir de casa es complicado, sobre todo para comprar mascarillas faciales, así que aquí van unas cuantas ideas más.

Mascarilla casera para pieles con acné

Lo que necesitamos es: 4 fresas, 1 huevo y el zumo de 1 limón. Tritura muy bien las fresas con un tenedor, luego añade el huevo y el zumo de limón, mezcla muy bien hasta conseguir un resultado homogéneo, aplica la mezcla sobre tu cutis, recuerda hacerlo con una brocha o paleta (sea de madera o plástico) deja actuar por 15min y luego enjuaga con abundante agua fría.

La fresa tiene propiedades antioxidantes y al igual que el limón es astringente, permitiendo eliminar bacterias y además suavizar la piel para dar una textura más tersa.

Es uno de los alimentos que tiene más pesticidas y por eso es importante seguir unas recomendaciones de seguridad. Una única fresa puede llegar a tener hasta 20 químicos distintos, así que intenta siempre lavar el producto muy bien antes de consumirlo.
Fresas.
Pixabay/Pezibear

Mascarilla casera para una limpieza profunda

Para esta mascarillas necesitaremos: aceite de almendras, miel y zumo de limón. Coge un poco de aceite de almendras, media cucharada de miel y un poco de zumo de limón. Aplica la mascarilla sobre el rostro, déjala 15 minutos y después aclara con agua templada.

Descifran el genoma completo de la almendra, lo que podría contribuir a evitar la producción de almendras amargas
Almendras.
CSIC

Mascarilla para eliminar puntos negros

Para esta mascarilla necesitaremos: 1 tomate maduro, 3 cucharadas de aloe vera 1 cucharadita de sal marina. Troceamos el tomate y lo procesamos en una batidora con el aloe vera. Tras integrarlos, lo mezclamos con la sal marina. A continuación frotamos la mascarilla por todo el rostro, realizando suaves masajes circulares y dejamos actuar 20 minutos. Por último, enjuagamos con agua tibia.

<p>Otro de los grandes ejemplos. El tomate suele ser un producto que suele recibir muchos ataques de las plagas y por eso es frecuente en él el uso de pesticidas. </p>
Tomates.
Pixabay/LoggaWiggler

Mascarilla hidratante

Los ingredientes que necesitamos para esta mascarilla son: 1 plátano, 1 aguacate y 1 cucharada de miel. Machacamos el plátano y añadimos los demás ingredientes. A continuación aplicamos la mascarilla en el rostro y dejamos actuar unos 15 minutos. Después retiramos con agua tibia. 

Es delicioso, muy nutritivo y además contiene cerca del 20% del ácido fólico que necesitamos consumir cada día. Solo en medio aguacate ya hay 80 mg.
Aguacate.
Pixabay/FoodieFactor

Mascarilla para aportar luminosidad

Para aportar luminosidad al rostro necesitamos: 1 cucharada de yogur natural, 1 cucharadita de miel y 10 gotas de zumo de limón. Mezclamos bien todos los ingredientes en un bol de cristal y aplicamos sobre el rostro limpio, evitando la zona alrededor de los ojos. Dejamos que actúe entre 15 y 20 minutos, y retiramos con agua tibia.

Imagen representativa de un yogur.
Imagen representativa de un yogur.
GTRES
Mostrar comentarios

Códigos Descuento