Sanidad devuelve el primer lote de 9.000 tests rápidos de coronavirus por falta de calidad y busca otros proveedores

Una sanitaria le realiza a un trabajador de servicios esenciales uno de los test rápidos de coronavirus que ha adquirido el Ayuntamiento de la capital
Una sanitaria le realiza a un trabajador de servicios esenciales uno de los test rápidos de coronavirus que ha adquirido el Ayuntamiento de la capital.
Jesús Hellín - Europa Press
Una sanitaria le realiza a un trabajador de servicios esenciales uno de los test rápidos de coronavirus que ha adquirido el Ayuntamiento de la capital.
EUROPA PRESS

El Ministerio de Sanidad ha reconocido la falta de la efectividad del primer lote de pruebas rápidas de Covid-19 compradas por el Gobierno, tal y como ha advertido en un informe la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), y ha anunciado que van a ser devueltas a la empresa proveedora, originaria de China.

Así lo ha afirmado el director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus de este jueves. El objetivo principal de estas pruebas rápidas, ha dicho, es "descargar"de presión a los laboratorios que realizan las otras pruebas, las PCR, de las que, según sus datos, se realizan entre 15.000 y 20.000 cada día. 

Una de las grandes diferencias entre estos dos tipos de pruebas es el tiempo que cuesta en conseguir el resultado de las mismas. Mientras que las PCR arrojan resultados en entre cuatro y ocho horas, los tests rápidos lo hacen en 10-15 minutos.

Simón ha afirmado que este primer lote de 9.000 tests fueron evaluados antes de comenzar a usarse y que, al comprobar que sus especificaciones no correspondían a las indicadas en el certificado de calidad del producto -con marca CE-, Sanidad "va a devolverlas y se van a cambiar".

Con todo, Simón considera que las pruebas rápidas son una "esperanza importante" para conseguir controlar la pandemia. El epidemiólogo ha apuntado que el Ministerio "ha conseguido otros proveedores" de diferentes tipos de pruebas, "antigénicas y serológicas, que buscan en una fase más avanzada de la infección o el haberla sufrido en el pasado". 

Esto, ha apuntado Simón, permitirá hacerse una idea de los casos reales que han padecido la enfermedad y también información de la posible inmunidad que se ha generado en la población y el riesgo al que se puede exponer en el futuro.

"El volumen de tests rápidos -el Gobierno quiere adquirir en torno a los cinco millones- es importante, pero lo más importante es que se está trabajando con empresas españolas de biotecnología para que puedan realizarse en España rápido", ha añadido.

Sensibilidad inferior al 30%

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido que los primeros test rápidos que han llegado a España tienen una sensibilidad inferior al 30% en la detección del Covid-19, resultados que, concluyen, "impedirían su introducción en rutina"

Así lo expone esta sociedad científica en un documento de posicionamiento sobre el diagnóstico microbiólogo de Covid-19 en el que reconoce que un diagnóstico rápido de los casos es relevante para identificar, aislar y tratar rápidamente a aquellos pacientes infectados para limitar la transmisión del virus, así como para la descongestión de las urgencias. 

"Para ello necesitamos pruebas rápidas con una elevada sensibilidad", subraya.

Sin embargo, los primeros test rápidos para la detección de antígeno del virus que han llegado a España no sirven para tal función.

Por su parte, desde la embajada de China en España aseguran que el Ministerio de Comercio del gigante asiático elaboró una lista de proveedores clasificados para que España pudiera comprar los tests, pero finalmente nuestro país decidió adquirirlos de otra empresa, Shenzhen Bioeasy Biotechnology, que no estaba incluida en la lista, informa Lorena Gamarra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento