Los últimos cuatro detenidos en la operación contra el terrorismo islamista que desarrolla desde este miércoles la Policía en distintos puntos de España ingresaron en prisión, donde aún permanecen, tras ser arrestados en la primera fase de la 'Operación Tigris'.

Operación islamista en Cataluña, Madrid y Andalucía
Las nuevas pruebas halladas por los investigadores de la UCIE, que los vinculan con la huida de cinco implicados en el 11-M han motivado los nuevos arrestos, practicados en sus celdas.

El 8 de junio de 2007, Garzón dictó un auto de procesamiento contra los 32 detenidos hasta ese momento en el marco de la 'Tigris'. Trece de ellos debían seguir en prisión, entre ellos los cuatro detenidos hoy en las cárceles, donde se encontraban en situación preventiva, a la espera de juicio.

Los detenidos en la cárcel

  • Samir Tahtah, nacido el 14 de febrero de 1977, en Douar Aknia (Marruecos), detenido en su celda de la prisión del Puerto I, Puerto de Santa María (Cádiz).
  • Kamal Ahbar, nacido el 31 de marzo de 1978, en Argelia, detenido en su celda de la prisión de Teixeiro (La Coruña).
  • Omar Nakhcha, nacido el 3 de octubre de 1980, en Ksarkebir (Marruecos), detenido en su celda de la prisión de Zuera (Zaragoza). La Audiencia Nacional considera el máximo dirigente de la red terrorista dedicada al envío de 'muyahidines' a Irak hasta su detención a finales de 2005.
  • Driss Belhadi, nacido el 2 de octubre de 1978, en Beni Boufrah (Marruecos), detenido en su celda de la prisión de Dueñas (Palencia).

Doce detenidos en total

En total han sido detenidos 12 personas por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. El magistrado también ha autorizado varios registros en los que los policías se han incautado de resguardos de envío de dinero a través de la empresa Western Union a Marruecos, dinero en metálico en una cantidad próxima a los 7.000 euros, un ordenador portátil, dos ordenadores personales, varios teléfonos móviles, diversa documentación y material informático para su estudio y análisis.

A los detenidos se les relaciona con labores de apoyo en la ocultación y posterior huída terroristas de Al Qaeda, entre ellos algunos de los implicados en los atentados del 11-M, en concreto Mohamed Larbi Ben Sellam, Daoud Ouhnane, Mohamed Afalah, Othman El Mouhib y Abdelilah Hriz.