Así fue la histórica gala 9 de 'OT 2020': en la Academia, con Roberto Leal desde el sofá de su casa y sin expulsados

  • El coronavirus obligó al 'talent' a hacer cambios singnificativos.
Roberto Leal, presentando 'OT 2020' desde su casa.
Roberto Leal, presentando 'OT 2020' desde su casa.
RTVE

Como estaba previsto, OT 2020 vivió este domingo una de sus noches más especiales. También la más histórica, ya que la crisis por el coronavirus y la necesidad de confinamiento en casa provocó una gala muy distinta a las que el talent tiene acostumbrados a los espectadores.

Para empezar, lejos quedaron los focos y el glamour del plató, que fue sustituido por el parqué de la Academia. Desde allí, donde habitualmente hacen los pases de micro, se desarrolló la gala 9 del concurso.

Y lo hizo de una forma muy familiar, muy cercana al espectador. Pero de manera muy extraña, a priori: sin el mencionado plató, sin público, sin bailarines, sin invitados, sin jurado (solo estaba Nina de los habituales, más Miqui Puig), sin expulsado y sin nominados.

Pero con Roberto Leal como maestro de ceremonias, como siempre. Eso sí, desde su casa, junto a su perrito, que no se quiso perder el evento.

Así, fueron cantando uno a uno, que recibieron además visitas virtuales de familiares y amigos que hizo del programa un sinfín de emociones.

No faltaron los fallos técnicos -algún que otro familiar los sufrió y también Alfred García en su conexión para exhibir uno de sus temas-, pero sobraron las emociones de los chavales y del equipo de OT ante una situación tan anómala.

Al final, se decidió que los votos hacia los expulsados se quedaran acumulados a la espera de decidir quién sale, si Hugo o Gerard, la próxima semana, o "en cuanto sepamos cuando será la próxima gala", como anunció Tinet Rubira en Twitter.

Sí hubo favorita, Samantha, que eligió a Flavio como pareja de una cena muy especial que tendrá lugar, cómo no, también en la Academia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento