Liberadas dos parejas de patos en peligro de extinción en las marismas de Trebujena

Técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible han liberado este viernes, en las marismas de Trebujena (Cádiz), dos parejas de patos en peligro de extinción. En concreto, son cuatro ejemplares de cercetas pardillas (Marmaronetta angustirostris) marcados con un dispositivo de seguimiento GPS.
Cercetas liberadas por los técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible
Cercetas liberadas por los técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible
JUNTA DE ANDALUCÍA

En un comunicado, técnicos de esta Delegación Territorial han indicado que "el objetivo de esta suelta es reforzar la población silvestre de esta especie catalogada en peligro crítico de extinción".

Los ejemplares liberados, dos machos y dos hembras, proceden de la Reserva Natural Concertada Cañada de los Pájaros (Puebla del Río, Sevilla), donde nacieron en el marco de un programa de cría en cautividad de especies amenazadas.

Ahora, han sido puestos en libertad en los esteros anexos a la Taberna Manegodor, en una pequeña explotación acuícola que ofrece condiciones idóneas para las aves acuáticas y en particular para la cerceta pardilla que, según se ha señalado desde esta Delegación, ya se reprodujo con éxito el pasado año en este mismo lugar.

Esta actuación cuenta con la colaboración de la organización Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera (Salarte), encargada de vigilar la zona de suelta de las parejas para asegurar la calidad de su hábitat y la ausencia de molestias en la zona durante la temporada de cría, así como de concienciar a la población local en la necesidad de preservar esta especie para que Trebujena sea referente por albergar el mayor número de parejas reproductoras de la península.

Para controlar el desarrollo de la suelta y los movimientos de las cercetas pardillas, se le ha colocado a cada ejemplar un dispositivo de seguimiento remoto o emisor satélite que toma su posición con GPS cada poco tiempo y envía los datos a través del sistema GSM.

De este modo, se obtendrá información sobre los patrones de desplazamientos tanto diurnos como nocturnos, así como del uso que realizan de distintos humedales. En los humedales claves donde se localicen los ejemplares marcados, se reforzará la vigilancia y se realizará un seguimiento con drones que complementa la información recabada sobre el hábitat y las posibles amenazas para la especie.

Hasta la mitad del siglo XX, la cerceta pardilla era el pato más abundante de las Marismas del Guadalquivir, contándose las parejas reproductoras por miles. Sin embargo, la degradación de los humedales y la caza ilegal, dos de las principales amenazas, han contribuido a llevarlo al borde de la extinción por lo que ha sido declarada en situación crítica en España en 2018.

Dada la grave situación de esta especie, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se han puesto en marcha programas de conservación para reducir las presiones y amenazas y recuperar el hábitat de la cerceta pardilla.

Técnicos de esta Delegación Territorial han informado que la liberación de estos ejemplares en Trebujena puede contribuir a afianzar un nuevo pequeño núcleo reproductor de esta especie emblemática de la marisma del Guadalquivir.

Los trabajos se enmarcan en el Plan de recuperación y conservación de aves de humedales y cuentan con la colaboración de La Cañada de los Pájaros y la Estación Biológica de Doñana (CSIC).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento