El Departamento de Justicia y Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) han firmado un acuerdo para que los condenados por delitos de tráfico y que están sometidos a la pena de trabajos en beneficio de la comunidad puedan desarrollar una actividad de utilidad pública en el metro.

Podrán cumplir la pena cualquier día de la semana

Las dimensiones de la red del suburbano y el volumen de usuarios favorecen que TMB pueda asumir un número importante de condenados, que verán cómo hacen un trabajo relacionado con el servicio de transporte público. Además, podrán cumplir la pena cualquier día de la semana, lo que facilita la conciliación de la vida laboral y personal del condenado.

Ahora, hay 4.702 personas cumpliendo una medida penal alternativa en Catalunya: 2.584 hacen trabajos en beneficio de la comunidad. Desde principios de año, Justicia ha recibido 8.198 peticiones. En 6.258 casos, la pena a cumplir es de trabajos en beneficio de la comunidad (4.843 programas son por condenas por tráfico).