Un hombre fue detenido la pasada madrugada tras provocar heridas leves a otro hombre en el centro de Alicante.

Según testigos, el agresor circulaba por la zona de ocio de la ciudad gritando y portando una botella rota ante el estupor de los viandantes.

Cuando la Policía irrumpió en el lugar de los incidentes, la víctima se encontraba ensangrentada y con la ropa rota. Había recibido un botellazo en la cabeza y una puñalada en la espalda.

Poco después, los agentes localizaron al agresor que se encontraba muy alterado y manchado de sangre. La Policía investiga las circunstancias del suceso.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE