Almeida pide responsabilidad por el coronavirus y recuerda a los jóvenes que "no son unas vacaciones sino una crisis"

  • La junta de gobierno aprueba rebajar 63 millones los impuestos a empresas que mantengan el empleo.
  • El Ayuntamiento de Madrid manda a casa a sus empleados para teletrabajar ante la crisis del coronavirus.
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Archivo
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Archivo
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

Todos los trabajadores públicos del Ayuntamiento de Madrid cuyo servicio no sea esencial trabajarán a partir de este viernes desde casa. Así lo han anunciado este jueves el alcalde y vicealcaldesa de la capital como medida "drástica" ante la crisis del coronavirus. "Se va a redactar de forma inmediata un decreto para que a partir de mañana todo el personal público que no tenga condición de servicio esencial pueda teletrabajar desde su casa", han explicado los ediles en rueda de prensa que se celebras tras la Junta de Gobierno.

A continuación, la vicealcaldesa Begoña Villacís, ha anunciado un paquete de medidas fiscales con las que aspiran a "paliar la situación económica que están sufriendo las empresas". De este modo, desde Cibeles se rebajarán 63 millones de impuesto, entre el IBI y el impuesto de actividades económicas,  a aquellas empresas que en lugar de mandar al paro a sus empleados les mantengan sus puestos. Para esta medida se contabilizará del 1 de enero al 31 de diciembre. También habrá una moratoria para facilitar el pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), la Tasa por Pasos de Vehículos (TPV) y la Tasa de Cajeros Automáticos, cuyo pago está previsto para el período entre el 1 de abril y el 1 de junio de 2020. De esta manera, se retrasa el abono voluntario de los mismos un mes, de forma que comience el periodo voluntario el 1 de junio y finalice el 1 de julio.

En cuanto a los inmuebles destinados a los usos de ocio y hostelería y comercial tendrán derecho a una bonificación de la cuota íntegra del impuesto los bienes inmuebles (IBI) del 25 % que estará condicionada al mantenimiento del promedio de la plantilla de trabajadores durante el periodo impositivo. Según señalan las municipales, esta bonificación se estima que puede beneficiar a más de 106.000 comercios y establecimientos de ocio y hostelería, con un impacto estimado de 53 millones. La bonificación prevista en esta disposición deberá ser solicitada por el sujeto pasivo antes del 15 de junio de 2020.

Además, con efectos exclusivos para el ejercicio 2020, tendrán derecho a una bonificación de la cuota íntegra del Impuesto sobre Actividades Económicas del 25 % los sujetos pasivos que tributen por cuota municipal por determinados epígrafes: Ocio y Restauración, Agencias de Viaje, Comercial y Grandes Superficies. La bonificación prevista en esta disposición deberá ser solicitada por el sujeto pasivo antes del 15 de junio de 2020 y también estará condicionada al mantenimiento del promedio de la plantilla de trabajadores durante el periodo impositivo. Esta bonificación se estima que puede beneficiar a más de 14.684 empresas, con un impacto estimado de 10,1 millones de euros. "Todo el sector del ocio, comercio y hostelería de Madrid van a ver paliados las consecuencias de la crisis, siempre y cuando, mantengan los puestos de trabajo", ha incidido Almeida.

Por último, el alcalde Martínez-Almeida ha instado al Gobierno a que modifique la Ley de Estabilidad para introducir nuevos supuestos de aplicación del superávit a acciones de lucha contra la pandemia y poder destinar 400 millones a medidas contra los efectos de la pandemia. "A día de hoy estamos pagando 400 millones de euros por cancelación anticipada de deuda y porque el dinero esté en los bancos. Creo que es el momento de que el gobierno de la nación nos autorice a que, en lugar de que este dinero esté en los bancos, lo podemos destinar a las personas que más lo están necesitando", ha remarcado Villacís.

El gobierno municipal también ha adoptado otras medidas como el cierre oficinas de atención ciudadana, cierre de los puntos de atención turística, con la excepción del de Leganitos, el cierre Rastro y prohibición mercadillos. Tampoco se celebrarán bodas oficiadas por concejales a puerta abierta y estarán limitadas a novios, testigos y primer grado. Lo mismo que ocurrirá con las empresas funerarias a las que habrá que dar la instrucción y no habrá velatorios  en casos de fallecimiento por coronavirus.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha apelado a la responsabilidad, en especial a la de los jóvenes quienes deben "recoger el legado de sus mayores" y demostrar "coraje y responsabilidad". El regidor ha recordado que "vienen días, semanas muy difíciles y vamos a vivir un escenario de incertidumbre; es mas importante que nunca apelar a la responsabilidad". Como ha recalcado el edil popular: "No son unas vacaciones, es una crisis". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento