Una mujer de Málaga lleva más de un año esperando a enterrar el feto que dio a luz muerto y ahora nadie sabe donde están los restos. Un juzgado ha abierto una investigación para que se localice el cadáver y ha pedido colaboración a la Policía.

El feto nació muerto en el verano de 2007 en el hospital comarcal de la Axarquía, ubicado en Vélez-Málaga (Málaga). Se le hizo una autopsia en el mismo centro sanitario y se trasladó el cuerpo al tanatorio de Vélez-Málaga, publica Sur este jueves.

La progenitora denunció al ginecólogo que la asistió durante el embarazo. En octubre del año pasado, se decretó el traslado del feto al Instituto de Medicina Legal de Málaga. Tras realizar una nueva autopsia, el cadáver se depositó en una cámara frigorífica a la espera de que el juzgado autorizara su entrega a la familia.

La madre reclamó el cuerpo variasveces, pero el juzgado prohibió su incineración porque la investigación de esta muerte no había finalizado. El mes pasado, la madre supo que las autoridades no encontraban el feto y puso este hecho en conocimiento del juzgado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA