¿Has oído hablar de las estafas con datáfono en pagos de menos de 20 euros con tarjetas contactless? Es un bulo

La Banca insiste en que las tarjetas contactless son un método de pago seguro.
La Banca insiste en que las tarjetas contactless son un método de pago seguro.
Freepik

Desde hace un tiempo, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación, incluso en las conversaciones en la calle, se afirma rotundamente que un ‘malo’ con un datáfono podría hacer virguerías en el vagón del metro y poco menos que hacerse rico en escasos minutos.

Seremos muy directos: esto es mentira, no pueden robar de tu tarjeta contactless así de fácil, por mucho que este tipo de sistema de pagos permita hacer compras inferiores a 20 euros sin necesidad de introducir una clave, código PIN o firma, es decir, una verificación.

En primer lugar, este tipo de estafa es inviable por algo tan sencillo como que la mayoría de la gente llevamos en nuestros smartphones la app del banco, la cual te avisa de cualquier movimiento al instante, por pequeño que sea. Y si no llevas la aplicación, probablemente te manden un SMS o incluso un correo electrónico, depende de la entidad. Pero los bancos siempre te avisan.

Y en segundo lugar y más importante, no pueden robarte en el transporte público con un datáfono principalmente porque exige una serie de registros que es muy complicado burlar: “La posesión de un datáfono requiere que previamente la persona que lo pide haya presentado a su banco, que es quien le emitirá el aparato, una serie de documentación fiscal real y contrastada”, asegura Alberto López, director de Ciberseguridad y Soluciones Digitales de Mastercard.

El datáfono, además, “solo funcionará si va asociado a los datos proporcionados y a una cuenta bancaria con titularidad real”. Es decir: aunque quien lo posea lo quisiera utilizar de forma malintencionada para robar, el dinero robado iría directamente a parar a su cuenta y al usuario víctima del robo le aparecerían los datos fiscales de quien le ha robado. “Sería como si un ladrón robase en nuestra casa y dejara la tarjeta de visita”, comenta el experto en ciberseguridad.

Así que, si bien puede que sea posible adquirir uno de estos aparatos en Internet -¿qué no se puede encontrar hoy en día en este amplio universo virtual al que tenemos acceso?-, de nada servirá tenerlo si no se asocia a una cuenta y a unos datos, ya que no funcionará.

Desde Mastercard insisten en que en la práctica esto es inviable y son robos que en realidad no se producen, como ya informó en su día la Guardia Civil en su cuenta de Twitter:

Por supuesto, toda este protocolo en los pagos sería aplicable también a los más modernos sistemas de pago con el smartphone, en los que solo tienes que introducir tu tarjeta en tu monedero virtual y puedes pagar directamente con el móvil. Además de que para pagar el teléfono te pedirá una verificación biométrica -tipo huella o reconocimiento facial- o mediante código, por mucho que se pudiera saltar esta barrera el ‘caco’ se encontraría con los mismos impedimentos que hemos comentado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento