Rocío Flores, la gran protagonista en la gala 3 de 'Supervivientes 2020': habla de Rocío Carrasco y se salva de la expulsión

  • La concursante se sinceró sobre su familia e incluso desveló cuándo piensa ser madre. 
  • La madrileña se impuso a Antonio Pavón y a Bea Retamal frente a la expulsión. 
Rocio Flores, en 'Supervivientes 2020'.
Rocio Flores, en 'Supervivientes 2020'.
MEDIASET

Rocío Flores fue este jueves una de las grandes protagonistas de Supervivientes 2020. La concursante no solo se salvó de la expulsión en la tercera gala del reality, sino que también se emitieron unas imágenes en las que la joven hablaba abiertamente sobre su familia. Incluso mencionó a su madre, Rocío Carrasco.

La joven se salvó con los votos de la audiencia, imponiéndose así a Antonio Pavón y a Bea Retamal, que fueron desterrados a Playa Desvalida. "Ahora mismo no puedo hablar. Estoy en shock, Jorge. Muchísimas gracias a toda la gente que se ha dejado la pasta y que ha apostado por mí", dijo al borde las lágrimas.

Tras el veredicto la concursante no participó en el juego de rango por miedo a una luxación en el hombro, tal y como anunció Lara Álvarez. "A Rocío se le descoloca el hombro. Se lo tiene que colocar un médico", apuntó Antonio David Flores en el plató, donde más tarde Jorge Javier Vázquez dio pasó a las declaraciones personales que la 'superviviente' hizo ante sus compañeros. 

La concursante se sincera sobre su familia

La madrileña se sinceró con sus compañeros la última semana en Honduras. Tanto es así que habló sobre la relación con su padre o la boda con Olga Moreno; y respondió a las dudas de Cristian Suescun acerca de la relación con Carrasco.

La joven explicó que, cuando era pequeña, no quería contarle algunos problemas del colegio a Antonio David Flores: "No quería que fuera allí a hablar y que la gente se pensara que yo tenía un trato de favor", contó, y añadió que se siente una persona "muy afortunada": "Siempre que he hablado con mi padre de algo, ha llegado a buen puerto. Me mira y sabe lo que me pasa", apuntó.

Por otro lado, Flores contó que desea ver a su pareja, Manuel Bedmar, y desveló que le gustaría ser madre en un año aproximadamente.En este sentido, subrayó que le encantaría que sus hijos le vieran casarse: "Estuve en la boda de mi padre con su mujer. Tengo ese recuerdo yo digo: 'Hostia, yo quiero que mi hijo me vea a mí casarme'. Tú no sabes lo que pude llorar en esa boda", dijo.

Finalmente, Suescun quiso saber cuándo dejó de hablarse con Rocío Carrasco, a lo que la concursante respondió cabizbaja: "No lo sé", dijo. Así, el presentador le preguntó en directo si piensa que Carrasco está atenta al reality. La concursante dudó por un momento y, después, conteniendo las lágrimas, admitió que le gustaría que su madre siguiera el programa: "A mí me gustaría que sí, pero... déjalo, Jorge", sentenció con la voz entrecortada. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento