Ana Merino: "En la novela he entrado desde la madurez y el anhelo de comunicarme con el ser humano"

La escritora Ana Merino (Madrid, 1971) -ganadora del 76 Premio Nadal con su primera novela, 'El mapa de los afectos'- asegura que a este género narrativo ha llegado "desde la madurez", desde "el anhelo" de comunicarse con el ser humano, mientras que a la poesía (ganó el Adonais en 1994) entró "desde la emoción juvenil del descubrimiento de la palabra".
La escritora Ana Merino
La escritora Ana Merino
XAVIER TORRES-BACCHE - Archivo

Así lo ha aseverado la autora en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación en València de 'El mapa de los afectos' (Destino), la novela que le ha valido el prestigioso galardón.

Se trata de una historia con múltiples protagonistas cuyas tramas se entrelazan y sirven para tratar temas de actualidad y realizar reflexiones sobre cuestiones como la impunidad. Una joven maestra, un adolescente que espía a los adultos en el bosque o un asesinato encubierto son algunos de los ingredientes de una obra que se adentra en los misterios cotidianos de una pequeña población del Medio Oeste estadounidense.

"Mi voluntad era construir un mundo creíble en el que el lector se sintiera acogido y pudiera empatizar con la atmósfera y unos personajes que se comunican con lo universal que hay en todos nosotros", explica la autora, que afirma que "el día a día puede ser muy literario".

Merino comenta que el período de elaboración de su novela fue lento, en primer lugar por una cuestión de tiempo, ya que además de su actividad de creación literaria en diversos ámbitos -poesía para adultos e infantil, ensayo etc.- es profesora de escritura creativa y estudios hispánicos en la Universidad de Iowa (Estados Unidos).

"Hasta que no terminé de asentar este programa no pude sentarme, era un 'work in progress'. La novela exige concentración y muchos espacios condensados de tiempo porque no puedes perder el hilo; es algo parecido a cuando ensayas con actores una obra de teatro", compara.

Por otra parte, debido a su procedencia del espacio de la poesía y su interés por el cómic, deseaba "reflexionar sobre los posibles planos de la novela" y darle al texto "una construcción muy exacta, una apariencia de sencillez y que no fuera largo con el fin de generar emoción en toda la lectura y que pueda releerse al igual que se hace con un poemario o un tebeo para encontrar nuevas cosas".

Merino, que ya tiene en mente otro "mundo" para plasmarlo en una novela, asegura que se ha sentido "muy cómoda" en este género, al que llega "desde una madurez interesante, después de haber leído mucho".

La autora subraya "la suerte inmensa" que ha tenido de "haber nacido en el seno de una familia en la que literatura forma parte de la vida" -su padre es el escrito José María Merino y su madre y su abuela eran "grandes lectoras"-, en un ambiente "donde se respeta la palabra y se asocia con la felicidad".

EDUCACIÓN INFANTIL PARA LA LECTURA

Por este motivo, apunta, se ha convertido "en una persona muy comprometida con la educación infantil para la lectura", uno de los grandes instrumentos de formación del ser humano, ha apostillado.

Defiende la Premio Nadal que "el universo de la literatura tiene que dialogar con todas las edades" y reivindica la necesidad de educar a los más pequeños para que se acerquen a las letras.

En este punto alude a la poesía: "Hay que seguir formando lectores de poesía, hay que celebrar la herencia literaria y reforzar los planes de estudios para generar un interés lector. Si quitamos la poesía o la filosofía de los planes de estudio tenemos un problema y debemos apoyar a nuestros maestros y profesores para que tengan instrumentos", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento