Deshacerse del coche viejo es más sencillo de lo que pensamos. El Ayuntamiento cuenta con un servicio gratuito que se hace cargo de casi todo, sin embargo, los dueños prefieren dejarlo en la calle, a tenor de la actividad de la grúa municipal.

El año pasado, aparecieron en la vía pública un total de 1.228 vehículos abandonados, más los 412 retirados durante los siete primeros meses del año. La mayoría fueron detectados a raíz de las denuncias de los propios vecinos o en las rondas policiales.

«Los agentes pueden retirarlo de la calle si lo consideran un peligro para la seguridad pública» -porque tengan una ventana rota, por ejemplo- o si supone un foco de insalubridad, explican fuentes policiales. En esos casos, la Policía se los lleva de oficio al depósito para que sea recogido allí por el propietario.

El titular puede renunciar al vehículo y ahorrarse así todos los trámites

Sin embargo, el dueño del vehículo tiene otra opción: renunciar a la titularidad del mismo a favor del área de Medio Ambiente. El procedimiento es sencillo: el propietario del coche remite un escrito -mediante cualquier registro- al servicio de Protección Ambiental ( 958 248 129) comunicándole que quiere deshacerse de la tartana.

Acto seguido, la Concejalía de Medio Ambiente da orden a la Policía local para que lo retire de la vía pública sin gasto alguno. De esta forma, se ahorran todos los trámites legales que debe iniciar el área cuando un vehículo es abandonado en la calle sin que el dueño dé señales de vida.

Por otra parte, Medio Ambiente aconseja darlo de baja en el padrón de vehículos (de la DGT) ya que, de lo contrario, «el coche es abandonado pero sigue dado de alta, por lo que el Ayuntamiento continúa pasando al titular el impuesto de circulación», advierten fuentes del servicio municipal.

Camino del desguace

El recorrido legal del vehículo desde que es abandonado hasta que llega al desguace es largo. Una vez que es retirado de la calle (al menos, un mes después de ser detectado), Medio Ambiente lo traslada al depósito y se lo notifica al titular.

Dos meses después, y si nadie lo reclama, lo declaran residuo sólido urbano para llevarlo al desguace y convertirlo en chatarra.

Dile al área de Medio Ambiente dónde hay un coche abandonado:

Manda un correo electrónico a:

gestionderesiduos@granada.org

Con copia a:

zona20granada@20minutos.es