El IRA anuncia el abandono de las armas y su intención de usar sólo medios políticos

El Ejército Republicano Irlandés (IRA) ordenó a todos sus voluntarios que pongan fin a la "campaña armada" a partir de las 17.00 horas del jueves, según un comunicado emitido por la organización terrorista. En la nota, el IRA también pide a sus miembros que abandonen sus armas y contribuyan a alcanzar sus objetivos a través de medios exclusivamente "democráticos, políticos y pacíficos".
Una foto de archivo de un miembro de IRA (SkyNews)
Una foto de archivo de un miembro de IRA (SkyNews)
skynews

No obstante, la organización subraya que no se disolverá, una de las demandas planteadas por los unionistas para negociar con el Sinn Fein, brazo armado del IRA, la formación de un gobierno compartido en el Ulster, que permanece suspendido desde 2002 por un supuesto caso de espionaje del IRA en oficinas gubernamentales.

En cambio, la banda armada podría convertirse en una especie de asociación de veteranos, comprometida con el proceso de paz.

El comunicado indica que la dirección de la banda ordena, además, a sus voluntarios que no se impliquen "en otro tipo de actividades", en clara referencia a los actos delictivos del IRA, como el contrabando de bienes, robos o castigos corporales contra miembros de la comunidad nacionalista.

La respuesta del IRA se produce en respuesta al llamamiento efectuado el pasado 6 de abril por el presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, para que la banda abandonase la lucha armada y se acogiese a la vía democrática.

Anmistiado un terrorista que mató a nueve personas

El comunicado del IRA llega después de la puesta en libertad provisional del miembro amnistiado Sean Kelly, condenado por matar a nueve personas, entre ellas dos niños.

Con esa medida, todo estaba dispuesto para que el Ejército Republicano Irlandés (IRA) emitiera su esperado comunicado sobre su compromiso con el proceso de paz en Irlanda del Norte.

Una desparación anunciada

La jornada comenzó con unos comentarios del jefe negociador del Sinn Fein (brazo político del IRA), Martin McGuinness, minutos antes de partir hacia Nueva York y Washington para informar a la administración estadounidense de la situación en la provincia.

McGuinness, antiguo comandante del IRA en el condado norirlandés de Londonderry, aseguró que la banda armada está dispuesta a afrontar "grandes retos", pero se negó a especular sobre el contenido o la fecha del esperado comunicado.

Poco después, el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, no sólo habló de la inminencia de un comunicado de la banda armada, sino que indicó que éste, además, "transformará enormemente" el conflicto en el Ulster.

Y a última hora de hora del jueves, la "secuencia de eventos" se cerró con la puesta en libertad de Kelly, quien volvió a la cárcel el pasado mes de junio por seguir implicado en "actividades terroristas".

El Gobierno británico afirma que el terrorista "recibió la libertad temporal con vistas a que se produzca pronto una declaración del IRA".
Una breve nota emitida por la oficina del ministro británico para el Ulster, Peter Hain, confirmó que el ex preso "recibió la libertad temporal con vistas a que se produzca pronto una declaración del IRA".

Mientras la liberación de Kelly ha sido celebrada en círculos republicanos y nacionalistas, las formaciones unionistas criticaron durante la medida de las autoridades norirlandesas.

El mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), que dirige el reverendo radical Ian Paisley, consideró que la decisión está "motivada por intereses políticos" y es acto designado a apaciguar a los terroristas. Según el dirigente del DUP Jeffrey Donaldson, "mucha gente estará espantada al ver que la conveniencia política ha sustituido a la justicia en Irlanda del Norte".

Por su parte, el líder del Partido Unionista del Ulster (UU), Reg Empey, calificó la decisión de "un acto de locura", al tiempo que lamentó la "capitulación" del Gobierno británico ante las demandas de los republicanos.

"De esta manera -añadió- se demuestra que aquellos con capacidad para amenazar con la fuerza todavía tienen primacía sobre los demócratas".

Kelly fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de nueve personas, entre ellas dos niños
Sean Kelly fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de nueve personas, entre ellas dos niños, cuando perpetró un atentado contra una pescadería en Belfast en octubre de 1993, pero en julio de 2000 fue puesto en libertad.

En virtud del acuerdo de paz, los presos cuyos grupos armados declararon el alto el fuego se beneficiaron de la salida anticipada de las cárceles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento