Los 15 oros, 21 platas y 22 bronces de la delegación compuesta por casi 150 deportistas han sido calificados de un resultado 'sobresaliente' por parte del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, que destacó el mérito por la gran reducción de pruebas que ha habido para estos Juegos, 150 menos.

El medallero ha estado encabezado por China con 211 medallas, 89 de ellas oros, seguida de Reino Unido con 102 (42 oros) y Estados Unidos con 99 (36 oros).

En los 12 días de competición en la capital china, los deportistas españoles han batido nueve récords del mundo, 15 récords de Europa y 70 récords de España.

Entre ellos han destacado los nadadores Enhamed Enhamed - que ha sumado cuatro medallas de oro y fue el abanderado en la ceremonia de clausura -, Teresa Perales - con tres oros, una plata y un bronce -, y Richard Oribe - con un oro y dos platas -, así como los ciclistas Javier Ochoa - con un oro y una plata - y César Neira - con oro y bronce.

Otro protagonista fue David Casinos, abanderado español en la ceremonia de inauguración, que demostró que es el mejor lanzador de peso con discapacidad visual del mundo, revalidando la medalla de oro conseguida en los dos últimos Juegos.

Lissavetzky indicó que el futuro pasa por 'la investigación, la mejora de instalaciones y ampliar el número de personas con gran discapacidad en el deporte paralímpico', y agradeció la cobertura mediática por parte de los medios de comunicación españoles.

'Merece la pena que la sociedad dignifique a los deportistas', dijo esta semana, en unas declaraciones recogidas por la web del Comité Paralímpico.

España logró 71 medallas en Atenas, de ellas 20 oros, y una excepcional cuarta plaza en Sídney 2000, 37 de ellas de oro.