La Reserva Federal de EE UU (Fed) ha anunciado esta madrugada que ha llegado a un acuerdo para rescatar a la aseguradora American Internacional Group (AIG) de la crisis financiera, con un préstamo a dos años de 85.000 millones de dólares (unos 60.000 millones de euros), de modo que asume el 80% de la empresa.

El presidente Bush apoya el acuerdo

El organismo que funciona como Banco Central de Estados Unidos ha indicado en un comunicado que el programa de rescate financiero ha contado con "todo el apoyo" del Departamento del Tesoro.

"El préstamo incluye condiciones y plazos concebidos con el fin de proteger los intereses del Gobierno de Estados Unidos y los contribuyentes", reza el comunicado.

La Reserva Federal ha señalado que al decidir la operación se ha determinado que "en las actuales circunstancias, el colapso de AIG podría agregar niveles ya importantes de fragilidad al mercado financiero y conducir a costos financieros sustancialmente más altos, una menor riqueza doméstica y una gestión económica materialmente más débil".

Para "limitar el daño a la economía"

La operación también ha tenido el respaldo del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, según manifestó el portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto.

"El presidente apoya el acuerdo anunciado esta noche por la Reserva Federal", ha declarado Fratto.

Agregaba que "estas medidas se toman con el objetivo de promover la estabilidad en los mercados financieros y limitar el daño a la economía en general".