Una gigantesca tormenta de polvo atraviesa el sureste de Australia

Una gran tormenta de polvo cerca de la localidad de Narromine, en Nueva Gales del Sur (Australia), en una captura de un vídeo compartido en las redes sociales,
Una gran tormenta de polvo cerca de la localidad de Narromine, en Nueva Gales del Sur (Australia), en una captura de un vídeo compartido en las redes sociales,
MICK HARRIS (@mickharris85) / TWITTER
Australia se encuentra en alerta por "tormentas severas".
EP

Fuertes vientos producidos por tormentas eléctricas en el centro de Nueva Gales del Sur, en el sureste de Australia, provocaron este domingo grandes tormentas de polvo que llegaron a oscurecer algunas ciudades y pueblos de la zona.

La Oficina de Meteorología australiana emitió una serie de advertencias sobre tormentas severas este domingo para el interior de Nueva Gales del Sur, avisando de vientos asociados capaces de generar nubes de polvo masivas.

En la ciudad de Parkes se registraron ráfagas de viento de hasta 94 kilómetros por hora, mientras que en Dubbo las rachas llegaron hasta los 107 kilómetros por hora.

Numerosos usuarios compartieron vídeos en las redes sociales en los que puede verse la magnitud de la tormenta.

Para este lunes, la Oficina de Meteorología lanzó una nueva alerta por "tormentas severas" que incluyen fuertes vientos y granizadas en gran parte de Nueva Gales del Sur, una de las zonas más afectadas por los incendios que han arrasado ya casi 12 millones de hectáreas desde septiembre, informa Europa Press.

Las autoridades australianas alertaron de que las fuertes precipitaciones que se esperan para estos días también caerán sobre el sur del estado de Queensland, noreste del país, y en muchas áreas de Victoria, en el sur, creando incluso el riesgo de más inundaciones, después de las producidas en ciertas zonas de Melbourne este fin de semana.

Mientras, la Policía australiana informó este domingo del fallecimiento de un hombre de 84 años que era tratado por las quemaduras sufridas durante los incendios que asolan el país y que con este ya han causado 29 muertos, informa Efe.

La lluvia y la bajada de las temperaturas de los últimos días han ayudado a los bomberos a contener las decenas de focos activos en Victoria y Nueva Gales del Sur, el estado más afectado donde se han registrado 21 de las víctimas mortales.

Desde el septiembre pasado, los incendios han arrasado una superficie de más de 80.000 kilómetros cuadrados, mayor que la de Irlanda o Panamá, incluidas más de 2.000 viviendas.

Además, hasta mil millones de animales, principalmente mamíferos, aves y reptiles, se habrían visto afectados a raíz de estos devastadores incendios, según la estimación de ecologistas australianos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento