Salud Ávalos
Salud Ávalos con una foto de su abuelo. J. L.

José Melero Gordillo murió el 14 de agosto de 1936. Tenía 51 años y cuatro hijos: José, Antonio, Manuel y Rosario. «Lo mataron porque no encontraron a sus hijos», dice Salud Ávalos, su nieta.

«Lo asesinaron en víspera de festivo y no se pudo enterrar hasta el lunes siguiente, de modo que su cuerpo estuvo tirado en la calle». Vivía en La Puebla de Cazalla (Sevilla) y está enterrado «con seis vecinos de su calle» en una fosa de Los Pajares (Marchena, Sevilla).

«No era ni de sindicatos ni de partidos políticos», afirma. Es lo único que saben sus descendientes de lo que sucedió. «No consta información de él ni en juzgados, ni en la parroquia», dice su nieta, que sólo quiere «rescatarlo y devolverle su dignidad».

Por eso, su nombre acompaña al de otros 21.950 andaluces, extremeños (de Badajoz) y vecinos del norte de África (colonia española) que fueron fusilados desde que estalló la Guerra Civil. La Confederación General del Trabajo (CGT) y la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA) facilitarán sus nombres a Baltasar Garzón.

Está enterrado «con seis vecinos de su calle» en una fosa de Los Pajares"

El juez de la Audiencia Nacional ha iniciado un proceso con la intención de que se cree un censo de fusilados y desaparecidos en la Guerra Civil y la dictadura.

36.000 represaliados

La AHMyJA y CGT tienen conocimiento de 36.298 represaliados en este tiempo. Sus nombres se encuentran en www.todoslosnombres.org. Los 21.951 fusilados sólo son «un 30% de las víctimas», afirman las organizaciones.

A Garzón le enviarán también el mapa de fosas de Cádiz, Huelva y Sevilla (ya existen en el resto de provincias). En Cádiz, hay 116 (66% en cementerios) con 3.054 víctimas; 118 en Huelva (78% cementerios) y 6.019 personas; y 168 en Sevilla (80% en cementerios) y 11.678 víctimas.

8.000 españoles pasaron por campos de concentración nazis

AMHyJA y CGT, que están dispuestas a llegar si es necesario al tribunal europeo de Estrasburgo, recuerdan que aún hay archivos que son «muy importantes» (policiales, militares y de la Guardia Civil) que «todavía no se han abierto».

Oficina de ayuda a las familias

La AMHyJA reclama al Estado que cree una oficina de información a las familias de las víctimas y a Garzón, que solicite al Ministerio de Cultura los archivos que posee acerca de los 8.000 españoles que pasaron por campos de concentración nazis, de los cuales 5.000 «fueron asesinados» (más de 1.000 eran andaluces). También los consideran «víctimas del franquismo».

Salud Ávalos

¿Qué fue lo que le sucedió a sus tíos?

José, el mayor, era jefe de Policía. Huyó, pero se entregó. Pasó 12 años en la cárcel, lo desterraron y se fue a Granada. Antonio estuvo en un campo de concentración, cogió tuberculosis y se suicidó. Manuel (tenía 17 años), huyó a Francia y estuvimos 40 años sin verlo.

¿Y qué fue de su madre y de su abuela?

Se quedaron solas. Mi abuela (Dolores) se fue con mi madre (tendría 18 ó 19 años) a otro pueblo y pasó cinco años cosiendo en una casa de derechas. Después se marcharon a Barcelona. Mi abuela no cobró ni la paga de viudedad, porque debía firmar un documento que decía que su marido murió de un infarto y siempre se negó.

¿Cuándo comenzó su búsqueda?

Hace unos tres años.

Manuel (tenía 17 años), huyó a Francia y estuvimos 40 años sin verlo

¿Cómo han llegado a saber que pasó?

Este tema ha sido tabú en mi casa. Mi abuela nunca quería hablar de ello. Lo que sabemos es por los datos que cada primo ha podido ir reuniendo.

¿Qué opina del proceso que se ha iniciado?

No sé por qué hay tanto pudor. Todo esto (la Guerra Civil y la dictadura) es una página de nuestra historia. No es por rencor o venganza.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD