El fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ) ha pedido una multa de nueve meses, con una cuota diaria de tres euros, y
18 años de inhabilitación para el juez Fernando Ferrín Calamita por el retraso malicioso de la adopción de una menor por parte de una mujer lesbiana, compañera de la madre biológica de ésta.

En el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe, el fiscal solicita también que Ferrín Calamita y, en su caso, el Estado, indemnicen a la adoptante -V. de las H.- en la cantidad de 18.000 euros por daños morales.

Para el Ministerio Público, este magistrado cometió un delito de prevaricación, con la agravante de "actuar movido por animadversión hacia la orientación sexual de la adoptante y de la madre biológica".

La acusación llega a calificar de "flagrante" la actuación de Ferrín Calamita al no admitir a trámite el recurso presentado por V. de las H. en el que se le recusaba.

Para el fiscal, "la tramitación del expediente de adoptación sufrió una evidente dilación motivada por las irregulares diligencias acordadas por el acusado con la finalidad preconcebida de evitar la adopción solicitada".

Por su parte, el letrado de la acusación particular, José Luis Mazón, ha solicitado cuatro años de inhabilitación para empleo o cargo público por un delito de retardo malicioso o, alternativamente, tres años de prisión e inhabilitación por un delito de discriminación contra el ejercicio de derechos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA