Ante la dificultad de los vigueses para llegar a fin de mes y la caída de los sectores económicos, el grupo popular ha presentado un conjunto de 25 medidas que el Concello podría adoptar.

Se apoyan en las bajadas que han experimentado sectores como el de la automoción que sufrió una bajada en la venta de coches del 41%. En lo que va de año, han tenido que cerrar más de 500 comercios al ver bajar sus ventas en un 24%.

En el sector turístico, este verano se experimentó un descenso del 20% en la ocupación hotelera que forzó a reducir plantillas. Por último, la venta de pisos cayó un 40%.

El PP plantea al gobierno la reducción de gastos superfluos como la publicidad y un reajuste del gasto corriente. Para luchar contra la subida de precios apuesta por la congelación de tasas, duplicar las ayudas escolares y las de asistencia a domicilio. Señala que es necesario ejecutar las obras públicas pendientes, como el AVE.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO