Más de 200 trabajadores de la compañía de chárter Futura se iban a encerrar ayer en su sede de Palma hasta que la dirección de la aerolínea les explique "qué va a pasar" con el futuro de los empleados.

La empresa prevé despedir a 600 de sus 1.211 trabajadores. Ha presentado en el juzgado un concurso de acreedores (suspensión de pagos), aunque no tiene previsto cerrar pese a las últimas cancelaciones de vuelos.

Aviación Civil rechaza el despido de 600 de los 1.211 empleados de la aerolínea con sede en Palma

Futura, con sede en el polígono Son Castelló, ha anunciado que el Plan de Viabilidad contemplará la eliminación de 600 puestos de trabajo, de los 1.211 existentes en la actualidad.

Tras celebrar una asamblea de trabajadores, el portavoz del Comité de Empresa, Alejandro Juárez, informó de que ayer y hoy no operará ningún vuelo de Futura, debido a que no funciona el sistema informático.

Expresó su "grave preocupación" por sus compañeros de aerolínea que se encuentran en Bélgica, Turquía, Holanda e Italia y que se han quedado "tirados y fuera de los hoteles", tras la decisión de la dirección de paralizar las operaciones durante 24 horas.

Futura asegura que dos compañías europeas están interesadas en invertir en esta aerolínea.