El centro de exposiciones Fundación Vital de Vitoria propone un viaje de cien años a través de los juguetes

El centro de exposiciones Fundación Vital de Vitoria acoge hasta el 29 de marzo la exposición '100 años, 100 juguetes', una selección de piezas de los más destacados fabricantes entre 1870 y 1970 entre las que pueden encontrar trenes eléctricos, motos y coches, muñecas de todas las épocas y juguetes mecánicos.
El centro de exposiciones Fundación Vital de Vitoria acoge hasta el 29 de marzo la exposición '100 años, 100 juguetes',
El centro de exposiciones Fundación Vital de Vitoria acoge hasta el 29 de marzo la exposición '100 años, 100 juguetes',
FUNDACIÓN VITAL

En un comunicado, la Fundación Vital ha informado de que "como es habitual durante el periodo navideño, programa una exposición dedicada a todos los públicos, en especial el familiar, para que las distintas generaciones disfruten juntas".

La directora de Fundación Vital Fundazioa, Arantxa Ibáñez de Opacua, ha explicado que '100 años, 100 juguetes' quiere que todos los que la visiten "perciban el juguete como testimonio de las formas de entretenimiento de la sociedad que lo vio nacer".

Según han recordado los organizadores de la muestra, "desde el comienzo de su desarrollo industrial y comercial a finales del siglo XIX, los juguetes han estado vinculados a los cambios socio-económicos, técnicos, culturales y políticos de las diferentes fases históricas, y han constituido además un fiel reflejo de los comportamientos, costumbres, modas, sucesos e inventos ocurridos".

Las piezas seleccionadas para esta exposición pertenecen a los Fondos Quiroga-Monte, una de las más reconocidas colecciones de juguetes a nivel europeo. A través de coleccionistas, subastas y buscando en todos los rincones de Europa, han logrado completar un conjunto de piezas datadas entre 1870 y 1970.

La muestra que alberga el centro de exposiciones Fundación Vital, que cuenta con el diseño expositivo de Fernando Martínez de Viñaspre, va a permitir disfrutar de una cuidada selección de piezas de los más destacados fabricantes de los siglos XIX y XX, muchas de ellas únicas dentro del coleccionismo y nunca presentadas en otras exposiciones ni museos de juguetes hasta la fecha.

La recopilación abarca los juguetes más inasequibles y deslumbrantes de cada época, como los grandes coches de hojalata, los trenes eléctricos o las muñecas Mariquita Pérez. Ofrecerá, además, la posibilidad de conocer los primeros juguetes de hojalata nacidos a finales del siglo XIX, los antiguos juguetes de madera, las muñecas de cartón piedra, los trenes de la posguerra o los prototipos de plástico que surgieron a partir de 1949.

Entre las cien piezas destacan, por ejemplo, las muñecas. Hay Peponas de los años 30 de cartón piedra, una Mariquita Pérez también de este material de 1940, una Cayetana de 1946 o una Mari Pepa Mendoza de 1942 hecha en cerámica, entre otras.

Destaca una muñeca Gisela de 1943, creada para competir con Mariquita Pérez, y hecha con ojos de cristal y pelo natural o de mohair, con un sistema automático de lloro y su nombre marcado en la nuca. Los primeros ejemplares alcanzaron en las tiendas la cifra de 107 pesetas, en un momento en que el sueldo mensual de un obrero podía girar en torno a las 150 pesetas.

Uno de los juguetes más antiguos de la exposición es un buque de guerra de 1880 de hojalata, pieza única de coleccionismo, con soldaduras de estaño, pintado a mano, en un gran estado de conservación; o un diorama de 1890 que representa a un aula escolar, hecho con hojalata pintada y cartón con pupitres para escolares y el maestro, ábaco, encerado y atril con el padrenuestro en versión antigua.

También se podrá ver un caballo con plataforma de 1902; un carrusel de finales del siglo XIX producido por encargo de las escasas familias burguesas de la época; una silla de bebé de hojalata pintada a mano también de finales del XIX; un hombre de la maleta de 1935, uno de los mejores juguetes mecánicos cuyo mecanismo de resorte de cuerda con llave desplaza al personaje; o figuras de pizarra y plomo datadas entre mediados y finales del XIX.

Hay indios y vaqueros de los años cincuenta hechos con plomo, madera y tela; Juegos Reunidos Geyper del 55; o un futbolín de sobremesa de 1950 de hojalata, madera y papel fabricado en Vitoria.

VEHÍCULOS

El apartado de coches, motos o trenes es también muy importante. Se podrá ver un Bugatti de 1930, uno de los mejores juguetes fabricados industrialmente; un Tiburón Citroen Paya de plástico rígido y hojalata -el juguete más vendido en 1964 en España- y reproducciones de coches a pedales de las marcas Seat y Simca; un vapor de San Luis de 1890, uno de los primeros juguetes industriales fabricados en el Estado, recortables de los años veinte o madelman más modernos.

Las cien piezas expuestas permiten aproximarse a los materiales que se empleaban, desde la hojalata al plástico, así como a los procedimientos técnicos, desde la metalgrafía al moldeado.

"Son joyas del diseño industrial creadas a través de cien años con el mejor fin, despertar la creatividad de los más pequeños", ha subrayado la directora de Fundación Vital, Arantxa Ibañez de Opacua.

La exposición dedica también espacio a una selección de 160 fotografías relacionadas con el juguete obra del fotógrafo Ornia, ganador del Premio LUX de bronce en 2017, entre otros prestigiosos reconocimientos.

'100 años, 100 juguetes' se podrá visitar en el centro de exposiciones Fundación Vital (Postas 13-15, Vitoria) hasta el 29 de marzo, de lunes a sábado de 18.00 a 20.30 horas, y los domingos y festivos de 12.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.30 horas con entrada libre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento