Un total de 27 presos fueron acercados a cárceles más próximas al País Vasco entre junio de 2018 y noviembre de 2019

Un total de 27 presos fueron acercados a cárceles más próximas a el País Vasco entre junio de 2018 y el pasado mes de noviembre, según el informe 'Avances, atascos y retrocesos en política penitenciaria', elaborado por el Foro Social. El análisis señala que, en la actualidad, hay 210 presos en cárceles españolas, 128 de ellos en primer grado (61%), frente a los 204 (92%) de hace año y medio.
Los portavoces del Foro Social Agus Hernan y Teresa Toda
Los portavoces del Foro Social Agus Hernan y Teresa Toda
EUROPA PRESS

Villabona, El Dueso, Logroño, Burgos, Dueñas, Soria, Zuera y Valladolid fueron las cárceles de destino de los acercamientos. De los 25 primeros acercamientos, 11 se iniciaron tras el verano de 2018 y los otros 14 hasta el pasado mes de julio. A ellos se suman dos traslados más, de la prisión de Algeciras a la de Herrera y de la de Murcia a la de Topas.

El informe, presentado en San Sebastián por los portavoces del Foro Social Agus Hernan y Teresa Toda, ofrece un balance del período que se inicia en julio de 2018 y llega hasta noviembre de este año y señala que hay un total de 246 presos del EPPK, 210 de ellos en cárceles del Estado (28 mujeres y 169 hombres) y 36 en Francia (siete mujeres y 29 hombres).

El estudio destaca que hay 128 presos en primer grado (el 61% de las personas presas), 31 de ellos en unidades especiales de régimen cerrado (similar al aislamiento) en Sevilla, Córdoba, Huelva y Estremera; 27 en módulos de primer grado en Puerto de Santamaría, Teixeiro y Mansilla; y 70 "en módulos ordinarios o de segundo grado, pese a mantenerles en primer grado".

En cuanto a la ubicación, 148 personas se encuentran en prisiones a una distancia de entre los 520 kilómetros de Ocaña (Toledo) y los 1.100 kilómetros de Algeciras (Cádiz). Entre ellos, hay 65 padres y madres y cinco presos enfermos. De los 148, la mitad (un total de 72) están encarcelados en Andalucía y doce en Murcia.

Un total de 57 personas presas están a menos de 520 kilómetros en las prisiones del cuadrante que comprende Asturias, Castilla León, Madrid, Aragón. De ellas, 21 reclusos están en las prisiones de Zuera, Soria, Logroño, Burgos y El Dueso-Cantabria. El informe indica que hay cinco personas presas enfermas graves en Euuskadi, tres en prisión domiciliaria y dos en Zaballa o centro dependiente de Zaballa.

PERMISOS

El estudio destaca también que las 45 personas presas clasificadas en segundo grado están solicitando permisos ordinarios de salida, pero "las negativas son, con salvedades, continuas", y explica que los concedidos han sido únicamente nueve (tres en 2018 y seis en 2019). Además, señala que el 25% de los presos encarcelados en el Estado español, un total de 52, ya han rebasado los 20 años de pena cumplida.

En cuanto a la valoración de los datos, Hernan ha señalado que no son "ingenuos" y conocen "perfectamente las dificultades que este proceso está teniendo, tanto dentro de las propias cárceles como fuera de ellas", y ha apuntado que algunos agentes -incluidas algunas entidades del propio Foro Social- los interpretarán como un "vaso medio vacío", mientras que otros, sin embargo, lo verán como un "vaso medio lleno".

"En cualquier caso, toca ya superar este debate y acometer la tarea de llenar el vaso y, de manera definitiva, dar una resolución a esta cuestión pendiente", ha subrayado, al tiempo que ha reiterado que "los ritmos, excesivamente prudentes, podrían provocar más frustración entre familiares y allegados de las personas presas".

Según ha señalado, "tal vez ha pesado más un principio de cautividad a unas políticas que respondían a realidades y estrategias del pasado que un principio de realidad que responda a lo que necesita hoy nuestra sociedad".

CONSENSO

Los portavoces del Foro Social han resaltado que estos últimos 18 meses han permitido "consolidar el extenso consenso institucional, político, sindical y social existente en nuestro país", el cual, en su opinión, "tiene aún hoy más valor porque se basa en dos cuestiones fundamentales que entonces no se daban".

"Si hace un año las razones que unían a los actores eran de tipo humanitario, a día de hoy, todos los agentes coinciden en que, junto a otras medidas, resolver en un plazo razonable la problemática de las personas presas, aplicando exclusivamente una legislación ordinaria y una política penitenciaria normalizada, sería una importante aportación a la construcción de una convivencia democrática", han explicado.

Tras destacar la "generosidad" de la mayoría de las víctimas y la "voluntad decidida de las personas presas reunidas en el Colectivo EPPK de acometer este camino", se han mostrado convencidos de que, en puertas de constituir un nuevo Gobierno en España, "la mayoría de los partidos que hoy conforman el Congreso Español están de acuerdo en los dos principios anteriores".

Finalmente, han considerado que "poco a poco se están construyendo las condiciones para, en un plazo razonable, y siempre que se haga de manera decidida y constante, dar una solución definitiva a esta cuestión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento