Torrejoncillo (Cáceres) espera unos 10.000 visitantes en la fiesta de La Encamisá

La localidad cacereña de Torrejoncillo espera la visita de unas 10.000 personas para participar, este fin de semana, en La Encamisá, una Fiesta de Interés Turístico Regional desde 1997, que congrega cada año a unos 150 escopeteros y 200 jinetes para acompañar al estandarte de María Inmaculada, cada 7 de diciembre, lanzando vivas a la Virgen.
[Grupoextremadura] Nota La Encamisá
[Grupoextremadura] Nota La Encamisá
DIPUTACIÓN DE CÁCERES

Un año más, los jinetes cubiertos con sábanas blancas llenarán las calles y plazas del municipio, en recuerdo de la estrategia de defensa que, según cuenta la leyenda, llevaron a cabo los torrejoncillanos durante la Batalla de Pavía, para ocultarse del enemigo entre la nieve.

Algunas leyendas apuntan a que el origen de la fiesta está en esta batalla, que se libró el 24 de febrero de 1525 entre el ejército francés al mando del rey Francisco I y las tropas germano-españolas del emperador Carlos V, y en la que un grupo de torrejoncillanos se cubrió con sábanas blancas y se encomendó a la Virgen para poder adentrarse en las líneas enemigas sin ser descubiertos en el paisaje nevado.

No se sabe con certeza si esto fue así pero sí que el origen de la fiesta es una batalla y de ahí los caballos y las escopetas emulando el ejército. No obstante, la fiesta tiene ahora un cariz religioso en agradecimiento a María Inmaculada que consiguió, según la leyenda, que las tropas españolas lograran su objetivo en esta localidad italiana.

El acto central de esta tradicional fiesta tendrá lugar este sábado, día 7, a las 22,00 horas, momento de la salida del Estandarte de María Inmaculada desde la iglesia de San Andrés y la celebración de la posterior Procesión de La Encamisá. Ese día unas 10.000 personas pueden congregarse en Torrejoncillo para ver la procesión y disfrutar de los festejos.

Al concluir el acto, la asociación de Paladines de La Encamisá, invitará a los asistentes al 'coquillo', dulce típico de Torrejoncillo y a un vino de la tierra, en la sede de la asociación de Paladines.

Se trata de una fiesta que no solo representa las tradiciones y la identidad de un pueblo, sino que refleja una expresión de sentimientos de una comunidad que se traduce en los vivas que salen de las gargantas de los torrejoncillanos y torrejoncillanas en honor a la Virgen María.

Para que todo transcurra con normalidad, esta localidad de unos 3.400 habitantes, pondrá en marcha un dispositivo especial de seguridad, ya que el uso de caballos y de escopetas en el festejo obliga a tomar medidas extraordinarias para evitar posibles accidentes.

El dispositivo de seguridad estará compuesto por 65 efectivos de Policía Local, Guardia Civil, USECI, Protección Civil, 112 y Cruz Roja, que serán los encargados de velar para que la fiesta transcurra sin ningún tipo de incidentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento