Ingrid Betancourt pasa sus primeras vacaciones en libertad con sus hijos

  • Han pasado dos semanas en las islas Seychelles.
  • El gobierno del archipiélago invitó a la ex candidata a la presidencia de Colombia y también a sus dos hijos, Melanie y Lorenzo.
Ingrid Betancourt, en una rueda de prensa junto a sus hijo Lorenzo y Melanie Delloye, en una foto de archivo.
Ingrid Betancourt, en una rueda de prensa junto a sus hijo Lorenzo y Melanie Delloye, en una foto de archivo.
ARCHIVO
primer verano de libertad en más de seis años a sus hijos, en las

La que fuera candidata a la presidencia de Colombia fue liberada, junto a otros 14 rehenes de la guerrilla, el pasado 2 de julio en una operación del ejército colombiano y llegó a Francia dos días después. Protagonizó un torbellino mediático-político durante casi dos semanas.

El colofón de ese torbellino fue la ceremonia del 14 de julio, cuando el presidente, Nicolas Sarkozy, le impuso las insignias de Caballero de la Legión de Honor en el Elíseo, ante miles de invitados a la tradicional recepción de la fiesta nacional francesa.

El 21 de julio, Betancourt y sus dos hijos, Melanie y Lorenzo, emprendieron el vuelo hacia las Seychelles por invitación del Gobierno de ese archipiélago del Océano Índico,

En las maletas de quien pasó más de seis años cautiva en la selva había un vestuario completo, ofrecido por una creadora francesa de pret-a-porter, y un neceser de untuosas cremas, regalo de un fabricante de cosméticos de alta gama, revela el rotativo.

En la selva pensaba a menudo que sus hijos "iban a reencontrar a una mamá vieja. Gracias a ustedes voy a poder hacerme bella para ellos", escribió la ex rehén en su carta de agradecimiento.

Apego a las islas

Entre 1985 y 1988, Betancourt había vivido en las Seychelles, donde su entonces y primer marido, Fabrice Delloye, era consejero económico en la embajada francesa en Mahé.

Allí dio a luz a Mélanie y amamantó al bebé de una mujer que no podía hacerlo. Era el hijo de un ministro.

Delloye, que próximamente será nombrado embajador de Francia en Costa Rica, confía al diario que entiende porqué ella escogió las Seychelles -un país que "ama infinitamente" y donde vivieron "momentos absolutamente maravillosos"-, para "aprehender de nuevo los espacios y la vida entera".

Estar a solas con sus hijos era para Betancourt "una verdadera necesidad, intensa e íntima", señalan sus allegados.

Cuentan que "apagó su teléfono móvil. Ni siquiera el Elíseo conseguía contactar con ella", mientras disfrutaba con sus dos hijos, durante dos semanas, la quietud de una de las treinta villas de un lujoso hotel implantado en una península privada de Mahé, por invitación del Gobierno de las islas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento