La crítica de EEUU se rinde a Barcelona, Bardem y Penélope Cruz

  • Barcelona "ha calentado los huesos del viejo Woody Allen".
  • Penélope Cruz es "dinamita, una moderna Anna Magnani".
  • Bardem "devora su papel como un helado de caramelo derretido".
Penélope Cruz, en 'Vicky Cristina Barcelona'.
Penélope Cruz, en 'Vicky Cristina Barcelona'.
ARCHIVO
Ha logrado las mejores cifras de recaudación en la carrera reciente de Woody Allen y, encima,
ha gustado a la crítica estadounidense. El estreno el pasado fin de semana de
Vicky Cristina Barcelona ha obtenido calificativos como "vital", "excitante" o "sexy".

Aunque tanto el trabajo de Allen como el de
Scarlett Johansson han sido elogiados, los
mayores piropos se los llevan la pareja formada por
Penélope Cruz, además del protagonismo de Barcelona como un personaje más de la cinta.
The New Yorker habla de una película de "vitalidad fluída y natural, con un soleado esplendor que no decae. La ocre belleza de Barcelona, fotografiada por Javier Aguirresarobe, juega un papel principal. Se puede sentir la excitación de Allen en la sensual atmósfera de la película... ¡España! Un viejo de 72 años al que vuelven a
calentársele los huesos".

La revista no sólo destaca "la fascinante relación entre las tres protagonistas femeninas y Bardem", sino que ensalza especialmente la actuación de Penélope Cruz. Para The New Yorker, "Cruz
nunca había hecho nada como esto. Con su gesto triste y su rebelde pelo negro parece, a veces, una bruja, pero pronto aparece su fuerte espíritu y su belleza habitual".
A Woody le sienta bien Barcelona

La 'mudanza' de Allen, desde su habitual Nueva York hasta Barcelona, es bien recibida por los medios americanos.
Premiere subraya cómo "hasta la música es diferente, gracias a las guitarras flamencas y las canciones románticas españolas". Y
Variety insiste en las bondades cinematográficas de la Ciudad Condal: "La película, divertida y sexy, transcurre como una ociosa tarde de verano en la capital catalana. Igual que Londres en
Match Point, Barcelona ha supuesto
un estímulo para el director". De nuevo la revista se para en Penélope Cruz, que ha dejado de ser "una gatita sexual" para convertirse "en una enorme actriz melodramática, como demostró en
Volver. Es una
moderna Anna Magnani, una tormenta repleta de picos emotivos. Dinamita".

También el
New York Times alaba la cinta ("una comedia triste, transportada por sus bellos paisajes y sus estrellas, pero repleta de melancolía y sentimiento de pérdida") y a Cruz. "La española se supera a base de fuego, humo y comicidad. Con su pelo revuelto y sus ojos vigilantes, su trabajo como Maria Elena mezcla el glamour de una sirena cinematográfica con la autenticidad de una mujer de verdad. A medio camino entre el español y el inglés -que sigue siendo un obstáculo para la actriz- Cruz trabaja especialmente bien su voz, mejorando el papel escrito en el guión de Allen". Para el periódico, los personajes de los dos actores españoles dan a la película "la
sacudida de energía esperable en gente procedente del país de Pedro Almodóvar".

Bardem es el más piropeado por
Los Angeles Times, que destaca "las particularmente poderosas interpretaciones de la pareja de españoles. Aunque a veces uno pueda perder la paciencia con la película, debido a sus idas y venidas y la mirada de voyeur sobre sus jóvenes actrices, es difícil no enamorarse del trabajo del actor español. Bardem
devora su personaje como si fuese un helado de caramelo a punto de derretirse".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento